La empresa GAR se compromete a respetar los bosques de Indonesia
La segunda mayor compañía de aceite de palma del mundo se ha comprometido a detener la deforestación en los bosques de Indonesia. Esta decisión ha sido tomada después de años de presiones ejercidas por parte de organizaciones ecologistas y empresas distribuidoras de alimentos de Occidente.

Así pues, la empresa Golden Agri-Resources Limited se ha comprometido a proteger los bosques y turberas de Indonesia, que poseen un alto nivel de biodiversidad y son uno de los principales sumideros de carbono del planeta. En todo caso, el acuerdo permite a la empresa Golden Agri-Resources (GAR) la libertad de explotar otras áreas de bosque y otras tierras con menor valor ecológico.

Greenpeace ha sido una de las organizaciones que más ha criticado el comportamiento durante todos estos años de la compañía GAR. Ahora se ocupará de vigilar el cumplimiento del acuerdo. Bustar Maitar, responsable de la campaña de Greenpeace para proteger los bosques de Indonesia, ha señalado que es una buena noticia para los bosques, las especies en peligro de extinción, como el orangután, y para la economía de Indonesia.

En principio, los nuevos compromisos adquiridos por Golden Agri-Resources son un primer paso importante para lograr el fin de la deforestación. A partir de ahora, grandes áreas de bosques se encontrarán a salvo. Pero hay que poner en marcha los planes, no vale sólo con la firma del acuerdo. Greenpeace estará vigilante.

Scott Poynton, director ejecutivo de Forest Trust, una organización sin ánimo de lucro que ayuda a empresas a mejorar en su sostenibilidad medioambiental, también manifestó su satisfacción por el acuerdo. Para Poynton es la mejor manera de llegar a la raíz de las causas de la deforestación, romper la cadena del suministro de los productos que se consumen en los países industrializados. También ha resaltado que el ejemplo de Nestlé, firmando un documento en el que se comprometía a no utilizar productos que provinieran de la deforestación de los bosques indonesios, ha sido muy importante.

La empresa GAR ha resaltado que todos los implicados en el asunto, el Gobierno de Indonesia, las ONG y las comunidades locales, trabajarán para encontrar una forma de producción sostenible de aceite de palma.