La energía eólica marina podría beneficiar a la fauna
Ciertos ecologistas critican la ubicación de determinados aerogeneradores porque son la causa de golpes y muertes de aves. Quizá para compensar este perjuicio a los animales, es posible que los aerogeneradores situados en el mar beneficien a la fauna marina.

Así lo señala un estudio encargado por la empresa Noordzeewind y realizado por expertos de la universidad holandesa de Wageningen, que afirma que los parques eólicos marinos pueden generar grandes beneficios a la fauna del litoral. El informe ha sido publicado por el periódico The Guardian y asegura que los aerogeneradores pueden contribuir a un hábitat más diverso y a ayudar a la naturaleza a reponerse de los efectos de la pesca intensiva, la contaminación y la extracción de petróleo y gas.

La investigación se ha realizado en el parque eólico Egmond aan Zee, en la costa holandesa, en el Mar del Norte. Los únicos efectos negativos que reconoce el estudio son, se repite la historia, algunos sobre las aves, pero “mínimos”. Porque, según el estudio, la mayoría de pájaros evita las aspas de los molinos de viento. Las gaviotas son las que más chocan. En otros lugares, somo los aerogeneradores del interior de Castellón, la muerte de buitres ha sido un gran problema para expertos y ecologistas.

Los movimientos que se posicionan contra la energía eólica argumentan que los aerogeneradores tienen un impacto negativo sobre las aves y podrían quebrantar la fauna marina, pero este nuevo estudio ofrece otras argumentaciones a favor de este tipo de instalaciones, como que proporcionan un nuevo hábitat para organismos que viven en el mar, como los mejillones, las anémonas y los cangrejos, contribuyendo así a aumentar la biodiversidad marina.

En definitiva, los expertos del Instituto para Recursos Marítimos y Estudios del Ecosistema de la Universidad Wageningen defienden que los parques eólicos marinos suponen un lugar tranquilo para el pescado y los mamíferos marítimos en un área costera relativamente ocupada por el ser humano. En el caso holandés, por ejemplo, los aerogeneradores han favorecido la cría del bacalao.