Brasil es un país a imitar por su excepcional grado de utilización de las energías renovables como energías útiles para el día a día. Este gran país sudamericano consume un 44% de su energía procedente de combustibles renovables. Ban Ki Moon, secretario general de la ONU, no ha querido pasar desapercibido este dato y lo ha comentado muy orgulloso en un artículo publicado en el Washington Post en motivo de la XIII Conferencia de las Partes de la Convención de Cambio Climático de la ONU.

La energía renovable en Brasil, todo un ejemplo

Se ha vuelto uno de los mayores protagonistas de la economía verde: el 44% de la energía que consume proviene de combustibles renovables. En el mundo este porcentaje se queda en el trece; en Europa, en el 6,1%.

Además de Brasil, Ban también quiso reconocer la gran labor que se está llevando a cabo en otro país: China. Los chinos son los mayores productores de energía eólica y solar del mundo.

Se ha vuelto líder en energía solar y eólica: este año invertirá 10.000 millones de dólares en energías renovables. La senda trazada por Brasil y China es la senda del futuro.

También quiso lanzar un toque de atención a los norteamericanos. “Si el 20 por ciento de la energía usada por Estados Unidos fuera renovable, habría 300.000 nuevos puestos de trabajo”, concluyó el secretario general de la ONU.