La España ruidosa
Cuando citamos contaminación normalmente nos referimos a la atmosférica, a la mala calidad del aire. Sin embargo, todos sabemos que existen más tipos de contaminación, no menos importantes. Un ejemplo de ello es la contaminación acústica. España, tiene según un informe de la Organización Mundial de la Salud, el reconocimiento de ser el segundo país más ruidoso del mundo. Este record supone una vulneración de Derechos Fundamentales consagrados en la constitución Española, en la Legislación de la Unión Europea y en la Declaración de Derechos Humanos de la ONU.

El ruido representa un importante problema ambiental para ser humano. El problema del ruido es debido a la gran cantidad de coches que circulan en ciudades y carreteras, los camiones pesados, motos ruidosas, coches con la música muy fuerte, aviones, trenes, el ruido industrial de las fabricas, el de las obras en las calles, el producido por los propios vecinos al hablar, el ruido del ocio nocturno, etc.

Cierras los ojos un momento y pocas son las veces que escuchas un silencio absoluto. Son elementos distorsionadores que invade el ambiente que nos rodea produciendo un deterioro de la calidad medioambiental, constituyéndose como uno de los contaminantes atmosféricos más agresivos. La contaminación por ruido no pasa desapercibida por nadie, es molesta, causa dolores de cabeza y aumenta los niveles de estrés de las personas, por lo que supone uno de los mayores problemas de nuestra sociedad, ya que no solo causa un deterioro del medio ambiente, si no que es causa de trastornos físicos y de desequilibrios psicológicos, aparte de no permitir un sueño tranquilo a muchos habitantes.

Por lo tanto, es necesario la aplicación y el cumplimiento de las normas que existen para una regulación en todas las comunidades, que establezca unos límites y la necesidad de mantenerlos, que se establezcan unas medidas correctoras y que disponga de los sistemas de vigilancia para realizar un control efectivo de la situación. A veces no hay nada como estar en silencio. No molestes a los demás. Vive tranquilo y deja vivir.

La España ruidosa