La extracción del combustible del Costa Concordia
Las autoridades italianas comienzan a preparar el plan para retirar el combustible que aún se encuentra en el crucero medio hundido, el Costa Concordia. De no hacerlo de manera adecuada, el desastre medioambiental es seguro. Al mismo tiempo, algunos buzos siguen buscando a las 19 personas que continúan desaparecidas.

Cuando se termine esta búsqueda de los desaparecidos, se comenzará el bombeo de combustible. Los habitantes de las islas cercanas se temen lo peor. Hay tanques de doble fondo que contienen unas 2.200 toneladas de combustible muy contaminante que podría derramarse en el Mediterráneo.

El barco chocó con un arrecife frente a la isla de Giglio, una zona de gran importancia para la pesca y área protegida para ballenas y delfines.

La compañía holandesa Smit será la encargada de la extracción del combustible que está dentro del buque. De momento, ya ha concluido la primera fase del trabajo, colocando un sistema de barreras alrededor de la nave para evitar que se extienda el carburante en caso de que se produzca un vertido.

Por su parte, los investigadores han identificado a la mujer a la que Schettino, el capitán que abandonó la nave y ha sido acusado de homicidio múltiple, a la que, supuestamente, le habría entregado un ordenador que podría contener datos relevantes para las pesquisas.

La compañía Smit no podrá empezar a vaciar el buque de combustible, en todo caso, hasta que no llegue un barco indispensable para la eliminación del aceite. Se debe preparar todo para reducir la posibilidad de dañar la costa cercana y, en caso necesario, para ayudar a facilitar su recuperación cuanto antes.

De momento, ya hay una pequeña cantidad de diésel y productos lubricantes que se han filtrado en el agua que rodea a la nave, probablemente de la maquinaria de a bordo. Es una contaminación superficial.

Además de los combustibles más pesados, hay en el crucero 185 toneladas de diésel y lubricantes para la maquinaria y en los botes salvavidas. La mayor parte del combustible se encuentra en los 17 tanques de doble fondo. Por último, hay otros productos químicos contaminantes, como los de limpieza y el cloro.