La fiebre amarilla puede volver a Europa a causa del cambio climático
Se ha localizado en Holanda una colonia de Aedes aegypti, el mosquito que transmite la fiebre amarilla. Esto significa que algunos insectos tropicales han salido fuera de sus áreas tradicionales. Óscar Sorian, entomólogo del Museo de Ciencias Naturales, ha advertido de que países con climas mediterráneos, como España, Italia o Grecia, deben estar preparados para la lucha contra enfermedades tropicales que ya se creían erradicadas (gracias al uso masivo de insecticidas) en el continente europeo. Este mosquito puede ser portador del virus del dengue y del de la fiebre amarilla, así como de otras enfermedades, y es más probable que pique al amanecer o al atardecer.

El sólo hecho de que exista este mosquito no significa que vaya a contagiar la enfermedad al picar a un ser humano. Para que el insecto suponga un riesgo sanitario es necesario que el mosquito porte el virus. Ya se han contagiado virus tropicales transmitidos por turistas y se han dado casos de dengue o paludismo en países occidentales, aunque no suponen un riesgo de epidemia al no existir el insecto transmisor.

Expertos entomólogos atribuyen este desplazamiento al cambio climático, ya que, con el aumento de las temperaturas, este tipo de insectos pueden sobrevivir en latitudes superiores. De hecho, este fenómeno ya se había detectado en países como España con la llegada del mosquito tigre. Los científicos también advierten de que algunos países europeos tendrán que convivir con estas especies, por lo que se deben tomar medidas preventivas contra las enfermedades que transmiten. Recuerdan que, en el pasado, ya se han padecido epidemias de dengue, una enfermedad menos grave que la fiebre amarilla y que produce síntomas parecidos a la gripe.

Respecto a la fiebre amarilla, no es un riesgo grave. Los expertos aseguran que, aunque se trata de una enfermedad muy grave, España dispone de vacunas suficientes para atajar un brote inesperado. “La sanidad española está desarrollada y puede controlar cualquier explosión de este tipo”, tranquiliza Sorian.