La final del Mundial de Fútbol 2014, en Brasil, se jugará con energía solar
Uno de los patrocinadores de la Copa Mundial de la FIFA, Yingli Solar, ha anunciado que cubrirá todas las necesidades energéticas del mítico estadio de Maracaná mediante energía solar. Un esfuerzo más para convertir el Mundial de Fútbol 2014 en el más ecológico de la historia.

El proyecto es posible por la colaboración de las empresas Yingli Solar, Light ESCO, EDF Consultoria em Projetos de Geração de Energia Elétrica (EDF) y el Estado de Río de Janeiro. El 90% de los brasileños creen que es esencial organizar un Mundial que tenga en cuenta el medio ambiente. Yingli Solar es uno de los patrocinadores del evento que más trabaja porque así sea.

Al suministrar energía limpia y renovable al estadio más grande de Brasil, es una oportunidad única para la empresa, así como una oportunidad de colaborar con líderes mundiales en la producción de energía eléctrica y solar del país, según ha comentado Liang Sheng Miao, presidente y director ejecutivo de Yingli Green Energy. Brasil es un importante mercado para Yingli.

El estadio de Maracaná se construyó para el Campeonato Mundial de Fútbol de 1950. Su nombre oficial es Estádio Jornalista Mário Filho, aunque todos lo conocen como el Maracaná. En el Mundial de 2014 acogerá siete partidos, más que cualquier otra sede, entre ellos, la final que se celebrará el 13 de julio de 2014.

Yingli Solar instalará más de 1.500 paneles fotovoltaicos en un anillo metálico que rodeará la cresta del estadio para que esa final sea la más ecológica de la historia. La colocación estratégica de los paneles servirá para que el mundo vea la importancia de las energías renovables en la Copa Mundial de la FIFA 2014.

La sostenibilidad es uno de los principios clave para la Copa Mundial, como ha aclarado Federico Addiechi, jefe de Responsabilidad Social Corporativa de la FIFA. Proyectos como el de Maracaná servirán de ejemplo y difusión de este tipo de energía, un acicate para instalar sistemas fotovoltaicos en Brasil y en el resto del mundo.