La genial idea de ir al cole en Bici Bus
Esta idea increíble de ir al cole en un bus que avanza a golpe de pedal me parece de lo más interesante. Más allá de que los niños lleguen a clase con la gimnasia hecha y el cerebro bien oxigenado, el Bici Bus constituye un sorprendente método de transporte escolar con cero eimisiones, mucho más económico que los vehículos a motor y ecológico hasta la médula.

El Bici Bus, nombre del invento, no es otra cosa que una novedosa bicicleta colectiva diseñada para una docena de personas que promete cambiar la forma de que los niños van al autobús, al menos en los países donde hay más tradición de desplazarse en bicicleta.

De hecho, la ha diseñado un holandés, y precisamente en su país está haciendo auténtico furor, pero también es cierto que en la tierra de los tulipanes hay una gran tradición ciclista. No en vano, casi la mitad de sus habitantes usa la bici para ir al trabajo, y los estudiantes no se quedan atrás. Precisamente, este ingenio permite que los más pequeños también puedan hacerlo sin tener problemas de seguridad vial.

Una capota para días lluviosos

Thomas Tolkamp, su creador, se inspiró en otros vehículos parecidos, como la Beerbike, unos taburetes con pedales ideados para tomar algo en un bar mientras pedaleas y, por qué no, vas bajando la típica barriguita cervecera frente a una birra bien fresquita.

Por lo demás, este eco bus es de un llamativo color yema de huevo en imitación a los tradicionales autobuses de transporte escolar, normalmente amarillos o anaranjados, a los que, por cierto, aspira a sustituir (por lo pronto, hay 25 funcionando). También cuenta con una zona delantera de conducción destinada a un adulto y con un banco sin pedales para un total de tres niños de entre 3 y 12 años.

La genial idea de ir al cole en Bici Bus
Sumando el puesto del conductor, los tres del banco y los restantes ocho de pedaleo, tenemos el bus al completo. Pero hay algo más: su velocidad media de 16 kilómetros por hora se alcanza gracias a un motor eléctrico auxiliar que permite salvar las pendientes y, en general, ayudar en el pedaleo.

Su precio es de 15.000 dólares, se vende online en De Caferacer, pero el coste puede aumentar si añadimos extras que, por otra parte, son bastante necesarios, como una capota para los días malos de lluvia o viento.