La gran contaminación del Mediterráneo
Da la impresión de que, a veces, nos olvidamos de la contaminación que sufren nuestros mares y océanos. Quizá porque están físicamente lejos para la mayoría de las personas. No somos conscientes, me temo, de la importancia que tiene la buena conservación del medio ambiente marino para la supervivencia del planeta.

El mar Mediterráneo es un claro ejemplo de esta dejadez institucional en lo que respecta a su conservación y de la irresponsabilidad ciudadana como máxima causa de llegar a esta terrible situación. El Mediterráno no es tan grande (comparado con el Atlántico o el Pacífico), pero a sus aguas se vierten, cada año, entre 400.000 y 500.000 toneladas de petróleo y residuos oleosos.

El Mediterráneo es el mar interior más grande del mundo. Y, también, el que tiene las tasas más elevadas de contaminación. Sobre todo, contaminación proveniente de los hidrocarburos vertidos por las industrias químicas localizadas a lo largo de sus costas. Con todo, aún posee ecosistemas de alto valor ecológico que se deben proteger. Entre el 6 y el 12% de las especies marinas del planeta viven en el mar Mediterráneo. .

Los vertidos de petróleo y sus derivados son, pues, el gran problema. Un estudio realizado a las tortugas capturadas en redes de pesca arrojó que en el 20% de las especies existían restos de contaminación por hidrocarburos y basuras flotantes. Los animales nadan entre petróleo, aceites y plástico. Éste es otro de los grandes problemas. El 80% de los desechos que se pueden encontrar en el mar Mediterráneo son de tipo plástico.

El cambio climático también afecta al mar. La acidificación de sus aguas es un fenómeno comprobado y preocupante, ya que afecta a muchas de las especies que viven en los océanos del mundo, produciendo, en algunos casos su muerte. Además, está cambiando el flujo de las corrientes marinas.

Los problemas del mar Mediterráneo (y de los océanos de todo el planeta) tienen que resolverse sin peŕdida de tiempo. Aunque estén lejos, aunque no veamos el fondo, de una forma u otra, afectará al medio ambiente de todo el planeta.