La importancia de las aves para el medio ambiente
A dos días de la celebración del Día Mundial de las Aves, la Fundación Biodiversidad (fundación pública dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de España) quiere resaltar la importancia de estos animales para el medio ambiente. España es uno de los países de Europa con mayor número de especies de aves en su territorio. Cada año, miles de turistas amantes de la ornitología visitan este país con el único propósito de avistar aves, contribuyendo de este modo a generar riqueza y empleo en zonas rurales y espacios naturales protegidos.

Algunas de estas especies son únicas, como el águila imperial ibérica (en la imagen) o el urogallo cantábrico, y no se pueden encontrar en ninguna otra parte del mundo. Además, otras trece especies más son de conservación prioritaria y, en algún caso, se encuentran amenazadas de extinción. Cinco de ellas habitan en las islas Canarias.

Las aves son esenciales para el equilibrio de los ecosistemas. Hay 580 especies diferentes de aves en España: 363 son habituales (con una presencia más o menos regular) y, el resto, ocasionales. De ellas, una cuarta parte se encuentran amenazadas o están en peligro de extinción, según el Libro Rojo de las Aves publicado por SEO/BirdLife en 2004, lo que representa el 45% de todas las especies del país.

La mayor amenaza para la supervivencia de las aves es la destrucción y la pérdida de su hábitat, pero también, en menor medida, lo son las actividades humanas, como actividades de ocio, excursionistas poco respetuosos con el medio ambiente o la circulación masiva de vehículos por caminos rurales. No hay que olvidar tampoco los cultivos intensivos y los campos abandonados o especies alóctonas introducidas que compiten con las autóctonas. Por último, la caza ilegal, los tendidos eléctricos, los aerogeneradores y el uso ilegal de veneno son también amenazas importantes para estos animales.

La Fundación Biodiversidad lleva a cabo acciones para conservar y proteger las ya citadas especies del águila imperial ibérica y el urogallo cantábrico, además del quebrantahuesos o el alimoche. También lleva a cabo una importante misión en la conservación del medio marino y los humedales como importantísimos hábitats de las aves. Porque conservar las aves es conservar nuestro medio ambiente.