La Isla Reciclada
Aunque ya estén llevando a cabo iniciativas para no usar las bolsas de plástico, cada año acaban en el mar más de 10 millones de toneladas de basura compuesta por plásticos. Esta basura es desplazada por las corrientes hasta una zona en concreto del océano Pacífico, que actualmente se conoce con el nombre de vórtex del Pacífico. Allí se está formando una enorme isla de basura plástica que contamina las aguas y produce la muerte de muchos animales.

Ante este horrible circunstancia, el estudio de arquitectura Whim ha ideado un proyecto por el que se reciclaría parte de esta basura contaminante creando una nueva isla: la Isla Reciclada. Pero no se trata solamente de limpiar el océano de plásticos, sino también de crear un espacio al que puedan acudir las personas que se han quedado sin hogar después de sufrir un desastre natural. La ubicación de la Isla Reciclada estaría entre la ciudad de San Francisco y Hawaii y contaría con más de 6.000 metros cuadrados de superficie. En la isla se construirían playas, parques y edificios, todo usando arena y plástico extraído de la gran isla de basura, una vez recolectado y limpiado.

El área habitable sería diseñada como un entorno urbano, pero con un ambiente verde basado en un punto de vista de un hábitat natural, usando, por poner un ejemplo, retretes de abono orgánico para crear suelo fértil. Además, sería un lugar autosuficiente, apenas dependiente de otros países y disfrutando de sus propios recursos para sobrevivir. Por supuesto, contaría con su propia fuente de energía (algo que ya se ha conseguido en otra isla) y de alimento. La Isla Reciclada sería ecológica y no contaminaría al mundo.

Por último, la isla contaría con una gestión responsable de todos sus residuos. Este original y ecológico proyecto es, de momento, sólo una idea, pero la firma Whim pretende encontrar colaboradores que quieran asociarse para poder hacerla realidad.