La Ley de Costas de España beneficiará a amigos del Gobierno
Seguir las pistas de amigos y familiares puede desvelar las verdaderas intenciones de la política. Es lo que ha hecho la organización Grrenpeace: comprobar las relaciones políticas y empresariales de algunos ministros del Gobierno de España para saber qué pretenden con las leyes que impulsan.

En concreto, han analizado la reforma de la Ley de Costas, que, a juicio de los ecologistas es una ley que redunda en la desigualdad social y perjudica a los ecosistemas. Además, no tiene en cuenta el peligro y los costes del cambio climático.

Greenpeace ha publicado un informe en el que presenta su tesis al respecto de la Ley de Costas, aún pendiente de aprobación en el Congreso de los Diputados. En general, el gran perjuicio, siguiendo la filosofía política habitual en el Gobierno presidido por Rajoy, es beneficiar a unos pocos, facilitando la privatización de la costa: muchos terrenos públicos pasarán a manos privadas.

La reforma ha llevado un camino cuanto menos sospechoso: pocos sectores o expertos han podido acceder a los borradores del texto y participar en la redacción de la Ley, se trata de una reforma legislativa que no estaba en el programa electoral del Partido Popular (aunque esto tampoco debería sorprender) y existe una extraña urgencia con la que se está tramitando la ley.

El propio ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha estado siempre cerca de empresas petroleras o de la construcción, como Dúcar o Petrologis Canarias. Fue consejero de la promotora Bami Newco.

Por otra parte, el empresario Villar Mir, que fue ministro de otro Gobierno del PP, posee empresas con sedes en diferentes rías, como Fertiberia en Huelva o Ferroatlántica en Cantabria, que podrían quedar desprotegidas con la nueva ley.

Una ley para construir

La Ley de Costas de España beneficiará a amigos del Gobierno
Un grupo de constructores cercanos al PP se beneficiarían de la nueva ley. Bautista Soler, promotor de diez edificios en la playa de la Patacona (Alboraia, Valencia), se podría beneficiar de una disposición que permitirá privatizar terrenos situados detrás de un paseo marítimo. Bautista Soler, socio y amigo de otros empresarios del sector, como el marido de María Dolores de Cospedal, Ignacio López del Hierro, o Joaquín Rivero, han estado relacionados con Arias Cañete en la inmobiliaria Bami Newco.

Greenpeace pide al Gobierno que en la reforma de la Ley se tengan en cuenta asuntos ambientales como el cambio climático, la erosión marina y la protección de los ecosistemas en vez de los intereses de algunos amigos.