Espeluznante lo que se puede ver en el siguiente powerpoint. Una matanza de delfines a lo grande que deja muy mal a un país que siempre se ha considerado muy culto. Dinamarca ya no será lo mismo para mis ojos, pues esto es igual de triste o más que las corridas de toros. A las siguientes imágenes me remito…