La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta

La contaminación es uno de los grandes problemas del mundo actual y, desafortunadamente, hay lugares en el mundo con una tasa de polución que supera todos los límites. Las imágenes y los datos son tan demoledoras que nos cuesta creer que sigan existiendo sitios con tales niveles de sustancias químicas y residuos.

La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta

Hace años que el Instituto Blacksmith, una ONG americana que lucha para que el mundo sea un lugar menos contaminado, publica los diez sitios con más polución del mundo. Una triste realidad sobre la que, sin embargo, es necesario informar para que la concienciación aumente a nivel global. Normalmente, estos lugares tan sucios y contaminados que afectan a todo el planeta son así por el impacto de contaminantes de origen industriales, mayoritariamente fábricas. Por continentes, el sudeste asiático y el África negra son los menos limpios y, por países, Rusia e Indonesia se llevan la palma.

La ciudad de Agbogbloshie, en Ghana

Sin duda, uno de los lugares más tristes del planeta. Es llamado a menudo “la basura de occidente” y allí es donde suelen ir a parar los residuos (especialmente electrónicos) de los países desarrollados. Esta pequeña ciudad no es más que una región a las afueras de Accra, la capital de Ghana, y una zona que se usa como descargue. Allí se pueden encontrar montañas de suciedad y desechos, como todo tipo de electrodomésticos y equipos electrónicos, con una cantidad estimada de 192.000 toneladas por año. La población que vive allí intenta ganarse algo de dinero buscando entre los aparatos susceptibles de ser reparados o recuperados. Las 40.000 personas que residen en esa zona dibujada por montañas de basura sufren a diario las emisiones de partículas de cobre en el aire y en el suelo que se generan por dichos residuos.

La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta

Dzerjinsk, en Rusia

Durante muchos años, Dzerjinsk fue la capital de la industria química soviética. También se usó por el ejército para producir y experimentar con todo tipo de armas químicas. En cincuenta años, se habían arrojado en los campos y bosques de alrededor más de 300.000 toneladas de desechos químicos. En esta región, donde actualmente siguen viviendo 245.000 habitantes, hay todavía fábricas altamente contaminantes en actividad. Los niveles de dióxido en aire son millones de veces superiores a los índices normales que tenemos en Europa. Debido a la contaminación de esta zona, la esperanza de vida ha sido reducida a 47 años para los hombres y 42 años para las mujeres.

El delta del río Níger, Nigeria

Seguramente cuando, de estudiantes, intentábamos localizar el río Níger en el mapa no imaginábamos la tragedia ecológica que guardaba en su delta. Esta parte del río de nada menos que 70.000 kilómetros cuadrados en cuyas proximidades viven millones de personas, es un lugar de explotaciones petroleras. Es tanta la actividad de esa zona, que se explota sin control para obtener incluso hasta 2 millones de barriles diarios. Esta práctica hace que los residuos y suciedad de las tuberías pasen a las aguas del río Níger y que las personas que beban ese agua contraigan graves enfermedades. Además, la seguridad alimentaria de esa región es 60% menos segura que la nuestra.

La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta

El río Citarum, en Indonesia

Esta tan sucio que, cuando vemos las imágenes, cuesta pensar que debajo de toda esa basura hay realmente un río. Hay partes que están totalmente recubiertas de residuos, además de muchas tuberías que vierten directamente los desechos en el agua. Además, los habitantes que viven cerca del río, tienen costumbre de arrojar en él todos sus desechos. Afortunadamente, ya hay un programa en proceso para descontaminar esa zona.

La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta

Chernobyl, Ucrania

Seguro que a todos nos suena este nombre y no nos trae pensamientos alegres. Así se llamó, por la zona, a la catástrofe nuclear de abril de 1986, una de las mayores de la historia, que tuvo que evacuar a las 115.000 personas que se encontraban en un radio de 15 kilómetros. La Organización Mundial de la Salud (OMS) no descarta que Chernobyl sea el origen de 4.000 tipos de cánceres y de otras enfermedades como la tiroides. Las radiaciones en esta zona siguen amenazando a personas, por eso este lugar ubicado en Ucrania al que no nos gustaría visitar ocupa a menudo el puesto número 1 en la lista de los lugares mundiales más contaminados.
+
La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta

Norilsk, Rusia

Esta ciudad de Rusia ubicada al norte del Círculo Polar ha albergado uno de los mayores centros mineros del mundo, especializado en la extracción de níquel. Más de 500 toneladas de óxidos de cobre y de níquel y hasta 2 millones de toneladas de dióxido de azufre se expulsan anualmente a la atmósfera en Norilsk. La esperanza de vida para las personas que trabajan en esa mina es de de 10 años inferior a la del resto del país: alrededor de cincuenta años.

La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta

El río Matanza, Argentina

En la provincia de Buenos Aires, este río que atraviesa 14 municipios a lo largo de sesenta kilómetros está rodeado de fábricas de productos altamente químicos. ¿Qué se hace con todos estos desechos? Se arrojan al río. Esto hace que no sólo el río Matanza esté contaminado, sino que la polución puede llegar al océano. Además, la mayoría de los 20.000 habitantes de esa región viven en condiciones infrahumanas debido a la altísima polución y al comportamiento de los fabricantes.

La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta

Kalimantán, en Indonesia

Kalimantan es una región al sur de Indonesia conocida por sus titánicas explotaciones artesanas e ilegales. Para llevarlas a cabo, se usan técnicas muy contaminantes, que arrojan enormes cantidades de mercurio a la atmósfera, lo que se demuestra porque las tasas de mercurio son dos veces superiores al resto del país. Después del descubrimiento de minas de oro se causó tal daño al planeta que fue uno de los desastres ecológicos de más amplitud que sigue durando después de tantos años. En 2013, se firmó la primera convención para luchar contra dichas emisiones de mercurio.

La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta

Hazaribgh, Bangladesh

Hazarigbah, una región de Dacca, el centro económico de Bangladesh, produce diariamente 22.000 metros cúbicos de productos tóxicos que van a parar al río que atraviesa la ciudad, el Buriganga. Estos productos son altamente cancerígenos y todo el mundo está expuesto, especialmente las 185.000 personas que residen en la región.

La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta

Kabwe, en Zambia

Esta región en Zambia siempre ha sido un lugar de explotación de la tierra, donde había cientos de minas de zinc, entre otros materiales. Es verdad que estas minas se cerraron en 1994, pero la contaminación sigue existiendo y el riesgo de contraer graves enfermedades es aún muy elevado en esta región del mundo.

La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta

Ulán-Bator, capital de Mongolia

La contaminación no sólo está presente en pequeñas regiones, también en capitales hay muchísima polución para la cual no existen por el momento proyectos de solución. Una de las capitales mundiales con más contaminación es Ulán-Bator, en Mongolia. Básicamente por la utilización de las estufas de carbón y, por supuesto, por todas las centrales térmicas que hay en la ciudad. La situación en esta parte del mundo es muy alarmante.

La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta

Fukushima, en Japón

El 11 de marzo de 2011 fue un día negro para la ecología, en esa fecha tuvo lugar un accidente en la central de Fukushima Daiichi en Japón, una catástrofe nuclear con unas consecuencias pésimas para la salud de la población. Sin embargo, los expertos aseguran que es aún demasiado pronto para valorar la gravedad de la situación y para medir el impacto real de la radioactividad sobre la población. Dos años después de la tragedia, los informes de la OMS estimaban que el riesgo de contraer cáncer de los jóvenes de la región iba a aumentar en un 70%, ya que las personas jóvenes son las más sensibles a las radiaciones. Esta región probablemente encabezará la lista de los lugares más contaminados del mundo durante muchos años.

La parte negra del mundo: Los lugares más contaminados del Planeta