La planta mareomotriz más grande del mundo, en Corea del Sur
Corea del Sur ha finalizado la mayor planta del mundo de energía generada por el movimiento de las mareas. Será capaz de producir electricidad para medio millón de personas. La planta cuenta con diez generadores, de los cuales, han comenzado a funcionar seis desde principios de este mes de septiembre y de manera progresiva.

La construcción de toda la instalación ha llevado siete años. La planta está ubicada en la costa oeste del país asiático. En total, todo el sistema de energía mareomotriz tiene una capacidad de generación de 254.000 kilovatios al día. Según Corea del Sur, esto la convierte en la mayor planta mareomotriz del mundo, por delante de la de Rance (en el noroeste de Francia, en la región de Bretaña), que genera 240.000 kilovatios diarios y comenzó a funcionar en 1966.

Si se cumplen las previsiones de sus responsables, la planta de Shihwa comenzará a funcionar al cien por cien de su capacidad el próximo diciembre. Entonces, podrá reducir el consumo de crudo del país en 860.000 barriles anuales, lo que evitará la emisión de 320.000 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.

La turbinas se han instalado en el borde de un lago artificial frente al mar, cerca de la capital, Seúl. Toda la obra ha supuesto un inversión de 335 millones de dólares (unos 240 millones de euros). El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, ha señalado que la planta es un símbolo de la intención de su gobierno de desarrollar las energía renovables. “Esta planta, no es sólo un símbolo de crecimiento verde, sino que representa una tendencia que el mundo deberá seguir”, ha declarado. Según el Gobierno surcoreano, durante el mandato de Lee, Corea del Sur ha aumentado su autosuficiencia energética del 7 al 15% en lo que respecta a sus necesidades eléctricas.

Todo este esfuerzo económico se verá recompensado en unos años. Es gobernar con vistas al futuro. Muchos gobernantes deberían reflexionar sobre ello.