La población de pingüinos en peligro
Numerosas amenazas hacen peligrar la supervivencia de distintas especies de pingüinos en todo el mundo. Algunas especies y/o grupos sufren mayores riesgos que otros, pero en general puede decirse que sus poblaciones están declinando a un ritmo alarmante, por lo que urgen medidas efectivas para garantizar su conservación.

La sobrepesca, el cambio climático y la polución son las grandes amenazas que se ciernen de diferente manera en las 18 especies de pingüino que hay en el planeta, diezmando su alimento y deteriorando su hábitat. En concreto, la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) cataloga a 11 de ellas como vulnerables o en peligro de extinción, lo que supone que más del 70 por ciento de la población mundial sufre una seria amenaza.

Las políticas de conservación y los siempre denodados esfuerzos de organizaciones conservacionistas se encuentran con graves problemas a la hora de ayudarles. Además de la falta de recursos económicos, un mal endémico en estas cuesitones, tengamos también en cuenta que ellos son muy sensibles a las transformaciones ambientales, tanto los cambios locales como a los provocados por dinámicas globales.

Indicador del estado ambiental

A su vez, la debilidad de sus poblaciones alerta sobre el mal estado de los ecosistemas marinos que habitan, por lo que cualquier avance en su conservación será también una buena noticia para la salud ambiental. Contrariamente, sus problemas para salir adelante son un aviso del mal estado de los océanos, al igual que ocurre con los anfibios en entornos donde hay cercanía de agua dulce o, por ejemplo, con los polinizadores en tierra firme.

La población de pingüinos en peligro
El pingüino de Magallanes es la cuarta especie más amenazada del planeta, según la última lista publicada anualmente por la World Wide Fund for Nature (WWF), después del tigre, el oso polar y la morsa del Pacífico. Otras especies amenazadas son los pingüinos de las Galápagos (Spheniscus mendiculus) o el pingüino emperador (Aptenodytes forsteri).