La radiación continúa en Fukushima 5 meses después
Según el Ministerio de Ciencia japonés, si una persona se expone a 10 sieverts de radiactividad, fallecería en un plazo de una o dos semanas. La empresa gestora de la central nuclear de Fukushima, es decir, la ya sobradamente conocida Tepco (Compañía Eléctrica de Tokio), ha detectado precisamente ese nivel de radiacitvidad (10.000 milisieverts), el más alto desde que se produjo el desastre.

Tepco ha matizado que dichas mediciones se realizaron cerca de una torre de refrigeración, en la zona que se encuentra entre los reactores 1 y 2, lo que significa que la contaminación podría haberse producido en los días siguientes a producirse el terremoto. Cuando los trabajadores trataron desesperadamente de liberar hidrógeno inflamable alojado dentro de los reactores. Según la normativa, los trabajadores sólo pueden exponerse a 250 milisieverts de radiación al año.

Los conductos en los que se han detectado estos altos niveles de radiactividad se usan para ventilar el aire interior del reactor 1. Tepco, lógicamente, ha restringido el acceso a la zona contaminada y ha aclarado que el personal que ha detectado los niveles de radiactividad no ha estado expuesto.

El accidente en la central nuclear de Fukushima ocurrió el 11 de marzo de 2011. Por tanto, casi han pasado cinco meses y la radiación sigue emitiéndose, aunque a un nivel menor. Tepco trabaja en un sistema de refrigeración que evite nuevas emisiones, pero hasta principios del año 2012 no estará funcionando.

Además, el Gobierno japonés ha vuelto a prohibir la distribución y venta de carne procedente, esta vez, la que proviene de la provincia de Tochigi, al sur de Fukushima, y también la de la zona de Iwate (al noreste). Los análisis han detectado altos niveles de cesio radiactivo en algunas de las muestras. Comer carne proveniente de Japón cada vez es más arriesgado.

Todo esto reconocido por las autoridades y la empresa gestora. ¿Cuánta cantidad de información no cuentan? ¿Cuán profundo es el iceberg?