La radiación sigue cobrándose víctimas en Japón
En situaciones como la que se está viviendo en Japón, la transparencia informativa brilla por su ausencia. En parte, por no alertar a la población y evitar el pánico. Pero, por otra parte, para minimizar la responsabilidad que cae sobre las autoridades competentes. Con todo, es imposible tapar toda la realidad y van llegando algunos datos. Algunos preocupantes.

Algunos trabajadores de la central de Fukushima, que han estado trabajando para estabilizar el reactor 3, fueron trasladados al hospital, donde se comprobó que habían sufrido quemaduras provocadas, presumiblemente, por el agua radioactiva que se filtró en sus botas. Ambas personas han podido estar expuestas a una radiación diez mil veces superior a la que debería existir en el agua que circula por un reactor nuclear.

Esta noticia, no es sólo negativa por la que respecta a los trabajadores, sino porque hace dudar de que la situación esté controlada. Hasta el momento, las informaciones que llegaban sobre las labores de control de la radiactividad eran positivas. Parecía que la situación estaba bajo control (dentro de la gravedad de la misma). Pero, el percance ocurrido a estos trabajadores hace sospechar que la situación es peor de lo que señalan las autoridades.

El reactor 3 es el único que usa plutonio en su mezcla de combustible, un compuesto más tóxico que el uranio, utilizado en los otros reactores.

El Gobierno de Japón ha dicho que están haciendo todo lo que está en su mano para evitar que el desastre nuclear empeore, pero también que hay que seguir en guardia. Estas palabras rezuman inquietud, después de varios días de progreso lento pero seguro en cuanto a la contención de la crisis nuclear. Por otra parte, el Gobierno chino ha informado de que dos viajeros japoneses que llegaron al país tenían niveles muy altos de radiación.

Las autoridades realizan declaraciones tranquilizadoras, todo está bajo control, no es tan grave como parece, pero ¿cómo saber lo que esconden? ¿Cuánta información se están guardando? Imposible saberlo. Como la radiación, hasta dentro de muchos años, nada saldrá a la luz.