¿Qué es la seguridad ambiental y por qué es importante?
La seguridad ambiental es uno de esos conceptos que no tiene sentido sin su antónimo. O, lo que es lo mismo, hablando de seguridad ambiental estamos intentando protegernos de la inseguridad que crean las amenazas que enfrenta el medio ambiente y, por supuesto, también nosotros como especie que depende de su entorno para la supervivencia.

Una primera aproximación al concepto obliga a hacer un pequeño repaso histórico de la perspectiva internacional en la que se engloba. No en vano, la idea de seguridad ambiental está relacionada con la forma en la que vivimos a nivel geopolítico. Básicamente, partiendo de la división del mundo en países que, como es bien sabido, históricamente han hecho girar su política militar en los conflictos armados, así como en la protección frente a distintos peligros.

En la actualidad, el enemigo ha cambiado y, sobre todo, se ha multiplicado. Tanto porque se tienen más recursos para combatirlos como por el surgimiento de nuevos objetivos, acordes con los nuevos tiempos.

¿Qué es la seguridad ambiental y por qué es importante?
Por lo tanto, la seguridad ambiental puede considerarse un problema global que se aborda tanto a nivel institucional siguiendo políticas nacionales como desde un enfoque internacional. Es inevitable que así sea, y no sol porque las amenazas que sufre el medio ambiente también lo son, sino también porque la perspectiva de seguridad militar ha dado paso a una visión más amplia que, junto con la necesidad de seguridad ambiental, se suman otros temas relacionados con la pobreza, la inseguridad alimentaria, la inestabilidad social.

Es difícil citar una fecha o momento en el que empezaron a relacionarse de forma conjunta estos aspectos sociales, económicos, humanos y ambientales, pero como hitos podríamos citar el surgimiento de la conciencia ecológica y del movimiento ecologista en general, desde los años 20, entre los albores y mediados del siglo XX.

Otro momento clave fueron los años ochenta, cuando empezó a popularizarse la idea de seguridad ambiental incluyendo elementos sociales, económicos y humanos, si bien no fue hasta los 90 cuando la FAO introdujo el concepto de “derechos seguridad humana” como parte del universo que abarca el amplísimo concepto de derechos humanos. Y, junto con ello, la seguridad ambiental cobró un significado también universal, tan multidisciplinar como cada caso concreto exija.

Defenderse de los peligros

En efecto, cada caso concreto tiene un sinfín de factores que deben analizarse y, en suma, lo dotan de unas características diferenciadoras. La seguridad ambiental en el Mediterráneo, por ejemplo, puede abarcar temas como la desertificación mediterránea, el avance del cambio climático, la extinción de especies, la sobrepesca, la falta de recursos hídricos, los incendios forestales, las olas de calor, las sequías crónicas, las pérdidas de cosechas y, por ejemplo, otros problemas económicos y de seguridad alimentaria asociados.

¿Qué es la seguridad ambiental y por qué es importante?
En zonas donde la situación pueda llegar a ser dramática a consecuencia de eventos extremos o del mismo aumento del nivel del mar, pongamos por caso, las medidas pueden ir también encaminadas a prevenir problemas de seguridad alimentaria e incluso grandes migraciones. Se suman dramas humanos y ambientales con problemas de seguridad nacional e internacional.

O, por ejemplo, en el caso de las catástrofes ambientales, como las fugas radioactivas o los derrames de crudo, entre otros, la . Igualmente, las áreas urbanas que acusan una gran contaminación, como ocurre con muchas urbes chinas o indias, son un problema de seguridad ambiental. Y no solo local, pues muy a menudo las causas también ocasionan dramas ambientales mayores. Es lo que ocurre, sin ir más lejos, con la fuerte dependencia del carbón y otros combustibles fósiles en numerosos países asiáticos, como los mencionados.

¿Qué es la seguridad ambiental y por qué es importante?
Si bien Estados Unidos también tiene una gran dependencia del carbón, su problema de seguridad ambiental tiene otro perfil, entre otros . En todos los casos, sin embargo, son grandes emisores mundiales de gases de efecto invernadero.

La casuística, por lo tanto, es enorme, pero todos los problemas precisan de políticas que contemplen la problemática desde una perspectiva de seguridad ambiental. Y, cómo no, la defensa de estos peligros, lógicamente, requiere no solo de políticas locales de prevención que ataquen las causas del problema, sino también a nivel global.

¿Cuáles son esas amenazas?
Los ejemplos apuntados dan una idea de cuáles puedan ser las amenazas que pongan en jaque la seguridad ambiental. En general, el concepto se refiere al mismo tiempo a los problemas de seguridad provocados por las sociedades humanas en el medio ambiente como a aquellos otros provocados por el medio ambiente que afecte a las sociedades.

¿Qué es la seguridad ambiental y por qué es importante?
En muchas ocasiones, las dos causas se interrelacionan y acaban provocando problemas de ambos tipos, creando situaciones viciosas difíciles de solucionar.

La sequía, la deforestación, la pérdida de biodiversidad, la degradación de los entornos, la polución, los desechos tóxicos en conflictos armados o emitidos tras producirse accidentes o al llevar a cabo actividades de extracción de recursos son algunas de las amenazas ambientales más importantes provocadas por el ser humano.

Como crisis ambientales que afectan al hombre pueden apuntarse, por ejemplo, las epidemias que ocasionan los eventos meteorológicos extremos (tormentas, tornados, etc.) o la falta de electricidad para satisfacer demandas propias de olas de frío o de calor.

¿Qué es la seguridad ambiental y por qué es importante?
No es necesario apunta mucho más para comprender la importancia de la seguridad ambiental para impedir tanto un impacto significativo en la sociedad como los efectos producidos por la huella del ser humano en el entorno. Sencillamente, estamos condenados a entendernos, y tan dañina es la acción humana como la fuerza de la naturaleza. ¿Qué nos deparará el futuro? Nadie lo saber, pero con nuestro malos tratos, no cabe duda de que ésta se volverá en nuestra contra.