La sociedad civil tiene que participar en la defensa del medio ambiente
La ministra de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino de España, Rosa Aguilar, ha sido la elegida para presidir el 26º periodo de sesiones del Foro Mundial de Ministros del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). En Nairobi (Kenya), en su declaración de aceptación de esta responsabilidad para los próximos dos años, Aguilar se ha comprometido a trabajar por garantizar una “efectiva participación de la sociedad civil” en los ámbitos de decisión del PNUMA.

Rosa Aguilar ha defendido la necesidad de “acercar a la opinión pública la noción del medio ambiente como algo intrínsecamente ligado a la esfera más íntima, a la vida, a los derechos y libertades del ser humano”. Para Aguilar, si se comprende ese vínculo, se tendrá éxito en el desarrollo de la economía verde y en una gobernanza ambiental internacional equilibrada y eficaz.

En esa línea, Aguilar también ha señalado que la mejor manera de facilitar ese acercamiento es garantizar una efectiva participación de la sociedad civil, en particular, las ONG, los sindicatos y los jóvenes. Bellas palabras que ojalá vengan acompañadas por iniciativas prácticas y eficientes por parte de las administraciones.

La nueva presidenta del Consejo de Administración del PNUMA ha apostado por una transición justa hacia un nuevo modelo de crecimiento que tenga como seña de identidad la sostenibilidad y que garantice el bienestar de la población mundial creciente sin que esto suponga una mayor demanda y presión sobre recursos y precios.

Hay que prestar especial cuidado a la seguridad alimentaria, la volatilidad de los precios y una agricultura que contribuya desde la adaptación y la mitigación a la lucha contra el cambio climático. Después de los buenos resultados en 2010 de las cumbres de Nagoya y Cancún en materia de biodiversidad y cambio climático, la ministra ha considerado que la cita de Nairobi se presenta como una oportunidad que hay que aprovechar para poner en manifiesto que es posible construir un sistema de gobernanza sobre temas ambientales de forma global.