La tecnología Smart Cities reduce el gasto y mejora la eficiencia

Las tecnologías Smart Cities, o ciudades inteligentes, son un tipo de tecnologías de la información y la comunicación que se están poniendo muy de moda en la actualidad. Por Smart Cities se entiende un conjunto de servicios, basados en las tecnologías de información y comunicación, como hemos mencionado anteriormente que se ofrecen en un núcleo urbano, aunque también se puede sconcebir como la extensión de la domótica a los servicios del municipio, pues estos servicios se pueden dar en cualquier punto de la ciudad.

Con este servicio se puede llevar un sistema de control de gestión de manera remota, que conlleva algunas ventajas con el sistema tradicional, pues por un lado se reducen los gastos de los municipios y por otro se mejora considerablemente el servicio. Más tarde, si nos centramos en un servicio se podrían encontrar otras muchas ventajas tales como la mejora de la eficiencia energética, la eficiencia de consumo de agua o de los procesos operativos.

Las ventajas anteriormente mencionadas se remiten a los datos obtenidos tras el estudio del sistema, pues, por ejemplo, en el caso de las aplicaciones de riego de parques y jardines municipales, el uso de dicha tecnología ha permitido un ahorro de hasta un 15% de agua. En el caso de la recogida de basuras el ahorro puede llegar también hasta un 25% de los requisitos de transporte.

El futuro de estos servicios todavía está por desarrollar y prácticamente no tiene límites, pues, como se trata de un sistema aplicable a todo tipo de áreas de la vida cotidiana, siempre se va a poder utilizar. Se podrá emplear en el sistema de suministro de agua para mejorar la gestión de las redes y predecir la demanda y también en servicios de movilidad, como control de semáforos y velocidad.

La tecnología Smart Cities reduce el gasto y mejora la eficiencia
Por lo que respecta a las infraestructuras necesarias para su correcto funcionamiento, Smart Cities necesita de unos sistemas de información y comunicaciones que estén formados por un conjunto de dispositivos instalados en diferentes puntos de la ciudad y sean capaces de recoger información e interactuar con otros elementos. Aunque evidentemente también serán necesarias plataformas de comunicación que hagan posible el intercambio de información entre los dispositivos desplegados en el terreno y el centro de control.

En algunos países como en el Reino Unido ya se están llevando a cabo estos sistemas mediante el despliegue de redes inalámbricas para ofrecer muchos de los servicios citados anteriormente.

El objetivo de todo esto es optimizar las infraestructuras para de esta manera facilitar la incorporación de energías renovables a la vida diaria de los municipios. Nos encontramos, pues ante un modelo económico de futuro ya que une conocimiento y sostenibilidad.