La Torre Eólica, una torre de energías renovables
Una torre para gobernarlas a todas. ¿No recuerda el diseño de esta torre eólica a una de las torres que aparecían en El Señor de los Anillos? Aunque se llama Torre Eólica, en realidad, generará energía de varias fuentes renovables. Con la unión de diversas energías limpias y eficientes, se puede llegar a un autoabastecimiento energético total en un edificio.

El proyecto ha sido llevado a cabo por la Universitat Politècnica de Valencia (UPV), el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) y el estudio Fran Silvestre Arquitectos. El edificio, gracias a los nuevos avances tecnológicos y a la integración de varias energías renovables (eólica, geotérmica, fotovoltaica y solar térmica), generará una potencia de 3.600 MWh por año. La Torre Eólica mide 170 metros y está diseñada para ubicarse en cascos urbanos, de forma que se pueda consumir la energía allí donde se produce. Por otra parte, los edificios adyacentes a los que pueda suministrar energía no necesitarán ninguna adaptación especial.

La inversión necesaria para construir el edificio es de siete millones de euros. Está diseñado para combinar usos públicos y privados. Cuenta para ello con una sala de conferencias, oficinas y un café-restaurante en la planta quincuagésima.

Pero lo revolucionario de esta torre es que integra diversas energías renovables en el edificio. La energía geotérmica se ha desarrollado a partir de la cimentación profunda por pilotes, propia de este tipo de construcciones en altura, que aprovechan la gran diferencia de temperatura entre el exterior del edificio y la cimentación del mismo.

Además, cuenta con energía solar. El gran volumen del edificio hace que existan grandes superficies de contacto con el exterior. Las zonas rectas verticales son el soporte adecuado para las placas fotovoltaicas que se benefician de la radiación solar. También se aprovecha térmicamente mediante colectores solares instalados sobre la superficie horizontal en la planta baja del edificio, que proporcionan calefacción y refrigeración mediante un sistema de absorción, así como agua caliente sanitaria.

En cuanto a la energía eólica, el edificio cuenta con más de cuatrocientos aerogeneradores, instalados en diferentes plantas. Se ha diseñado un edificio que permita alcanzar la máxima altura y perímetro de superficie para el máximo aprovechamiento. Estos aerogeneradores, desarrollados por el ITE, evitan problemas de ruido y el traspaso de vibraciones al edificio. Cuentan con un diseño óptimo para las condiciones de viento que se dan en las azoteas de los edificios.

Los aerogeneradores son de eje vertical y no requieren estar orientados en la dirección del viento, lo que proporciona una mayor libertad de ubicación dentro del edificio. Además, necesitan una menor velocidad de viento para empezar a girar, lo que permite un mejor aprovechamiento de la energía eólica disponible.

La Torre Eólica, una torre de energías renovables