La UE no protege el Mediterráneo
La ONG WWF ha mostrado su decepción por las medidas adoptadas por la Comisión Europea ante la reforma de la Política Pesquera Común. No ha sido la única organización que ha protestado por la nueva línea política de la Unión Europea, también la Plataforma Mediterránea de Pescadores Artesanales ha declarado estar en desacuerdo con dicha política.

Según la organización WWF, el documento de reforma de la Comisión deja prácticamente excluidos a los trabajadores de la flota artesanal. En un país pesquero como España, por ejemplo, este colectivo supone el 80% del empleo en el sector pesquero.

Además, WWF ha criticado la falta de menciones al diseño de planes de gestión a largo plazo y de mecanismos eficaces que garanticen un buen estado de los recursos antes de 2015. WWF propone que los plazos de gestión a largo plazo se apliquen a todas las pesquerías, incluidas las mediterráneas.

Según el responsable del Programa Marino de WWF España, José Luis García Varas, todos los implicados en una pesquería determinada deben trabajar de forma conjunta para elaborar los planes de gestión a largo plazo y corresponsabilizarse de su correcto funcionamiento para lograr que la pesca en el Mediterráneo, y en Europa, sean de una vez por todas sostenibles.

De otro lado la organización subraya que el mecanismo que se propone para afrontar el problema de la sobrecapacidad de la flota es ineficaz. WWF muestra su alarma ante el énfasis mostrado en la propuesta por la acuicultura, instando a que se garantice el espacio costero a nuevas explotaciones.

García Varas ha comentado que se impone la idea de que la acuicultura aliviará la presión sobre los recursos pesqueros. No ha sido así en el caso del engorde de atún rojo salvaje en granjas mediterráneas, considerado ahora como producción acuícola, una actividad que no ha hecho sino intensificar el problema de sobreexplotación de esta especie. La solución pasa por establecer una gestión de la pesca del siglo XXI que permita la recuperación y explotación sostenible de nuestros recursos salvajes.