Las autopistas para bicicletas de Londres
Londres alardea de su enorme red de carriles habilitados para ciclistas de un llamativo color azul. No es que sea una ciudad precisamente cómoda para circular en bicicleta debido al desapacible tiempo que hay que soportar la mayoría de los días, pero parece que sus ciudadanos están acostumbrados a las inclemencias atmosféricas, además de estar concienciados con el respeto al medio ambiente, a tenor del éxito que está cosechando el carril-bici londinense.

Un estudio elaborado por la empresa Transport of London señala que, en octubre del 2010, se había registrado un aumento del 70% de ciclistas en las calles de la capital británica respecto al año anterior. El informe indicaba las dos causas principales de este aumento en el uso de la bicicleta: la construcción de las bici-autopistas y el bien gestionado sistema de préstamo de bicicletas.

El sistema de alquiler de bicicletas en Londres está patrocinado por el banco Barclays. Es un programa público de distribución de bicicletas para desplazamientos cortos en el centro de Londres. Hay unas 6.000 bicicletas para alquilar en aproximadamente 400 estaciones por toda la ciudad, 24 horas al día, durante los 365 días del año. No es necesario reservar. Sólo hay que abonar una pequeña tarifa de acceso al sistema y montarse en una de ellas. Además, si el desplazamiento dura menos de 30 minutos no hay que pagar el cargo por uso. Para comprar el acceso al servicio,se puede hacer como usuario habitual o como usuario ocasional.

Algunas rutas, como las autopistas para ciclistas A24 y A13 (con ese nombre, quién se va a resistir a usarlas), aumentaron un 50% en el número total de ciclistas respecto a 2009. El responsable de transportes del Ayuntamiento de Londres, Kulveer Ranger, ha señalado: “Es maravilloso ver que las dos primeras bici-autopistas están en el buen camino para aumentar el ciclismo en la capital. Demuestra que las rutas son prácticas para las personas, además de sentirse seguros circulando por ellas”.