Las ballenas almacenan grandes cantidades de dióxido de carbono
Un grupo de investigadores marinos estadounidenses de la Universidad de Maine, Columbia Británica, y el Instituto de Investigación del Golfo de Maine han descubierto que la caza de ballenas y la sobreexplotación marina llevada a cabo durante décadas por la industria ballenera y pesquera han podido ser los responsables de alterar la capacidad de los océanos para almacenar y secuestrar dióxido de carbono (CO2).

De acuerdo a Andrew Pershing, máximo responsable del estudio, una sola ballena contiene inmensas cantidades de CO2 que sólo son superadas por algunas especies de los más grandes árboles. Siguiendo con el símil, un siglo de funcionamiento de la industria ballenera equivale a la combustión de más de 283 millones de kilómetros cuadrados de bosques temperados o al uso continuado de 28.000 vehículos todo terreno durante ese mismo periodo de tiempo. Pershing señala que “generalmente creemos que el almacenamiento de dióxido de carbono sólo se produce en pantanos de turba, árboles y praderas, y no en animales. Pero al extraer ballenas, tiburones y otras especies de grandes peces del mar, hemos reducido la cantidad de CO2 almacenada en estas especies”. Por tanto, de acuerdo con los investigadores, la conservación de las especies vertebradas más grandes debería ser una prioridad.

Para aumentar la capacidad del océano para retener CO2 de la atmósfera se está realizando una fertilización artificial del océano con hierro. Sin embargo, estos científicos creen que sería más eficiente recuperar las poblaciones de ballenas así como la de otras grandes especies de peces. “Si todas las ballenas que solían existir antes de que existiera la industria ballenera vivieran ahora podrían retirar anualmente la misma cantidad de carbono que doscientas de las más eficientes fertilizaciones con hierro”, concluye Pershing.

Una ballena azul (en la imagen), también denominada alfaguara, tiene una biomasa aproximada de 90 toneladas y nueve toneladas de carbono almacenado en sus tejidos.