Las bolsas de plástico perjudican el medio ambiente
Las bolsas de plástico son uno de los productos más consumidos en todo el mundo. Cualquier compra que hacemos nos dan una bolsa y no somos conscientes del daño que provocan en el medio ambiente, pues tardan más de 150 años en degradarse. En España utilizamos anualmente alrededor de 16.500 millones de bolsas de plástico, de las cuales reciclamos sólo el 10% y las otras generan más de 100.000 toneladas de basura.

La fabricación y la eliminación de bolsas de plástico en España implica una emisión de 440.000 toneladas de gases de efecto invernadero.

Estados Unidos y Europa consumen el 80% de la producción mundial de bolsas, ante la preocupación mundial por la contaminación, se han propuesto medidas. El Plan Nacional de Residuos Urbanos (PNRU) elaborado por el Gobierno español propone una disminución de un 50% en la fabricación de bolsas comerciales de plástico para 2009 y su prohibición para 2010. Sin embargo, ahora se ha decidido que 2010 será la fecha en que se empezará a debatir cuándo se aplicarán las medidas, por lo que las bolsas de plástico siguen agonizando el medio ambiente.

Dinamarca y Suiza han creado la plastasa, una suerte de impuesto que grava la distribución de esas bolsas. Una medida que no gusta al consumidor pero favorece enormemente a nuestro plantea. Cuando Irlanda impuso que las bolsas de plástico se vendieran a 15 céntimos la unidad, su consumo se redujo en un 90%.