Las bolsas de plástico tienen los días contados en Cataluña
Algunas comunidades autónomas de España se han puesto las pilas antes que otras en cuanto a acabar con las bolsas de plástico de un solo uso. Según el consejero de Territorio y Sostenibilidad de Cataluña, Lluís Recoder, ha explicado que este tipo de bolsas desaparecerán en 2016 de dicha comunidad autónoma. Esto significa que desaparecerán con una antelación de dos años respecto a lo que marca la Ley estatal de Residuos y Suelos contaminados, cuyo límite está fijado para 2018.

Para conseguirlo, entre otras medidas, se ha renovado el llamado Pacto por la Bolsa hasta diciembre. Este Pacto se creó en julio de 2009. Están colaborando en él 64 empresas y asociaciones con el objetivo de impulsar las bolsas reutilizables, así como realizar campañas de sensibilización y políticas comerciales.

Según el presidente de la Agencia de Residuos de Catalunya (ACR), Josep Maria Tost, el consumo de bolsas se redujo un 30% en 2009 respecto a 2007: en 2009, se consumieron en Cataluña 1.697 millones de unidades, es decir, un 30,4% menos que en 2007.

El ambicioso objetivo es que la reducción de bolsas alcance el 50% el año que viene respecto a las cifras de 2007. Sin embargo, gracias al apoyo ciudadano a la medida, es bastante probable que se aumente ese porcentaje, ya de por sí alto. Así, se conseguiría que las bolsas contaminantes desaparecieran en 2016. Como en otros casos, la implicación ciudadana tiene mucho que ver con el éxito de políticas respetuosas con el medio ambiente.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) ha formado dicho Pacto. En este sector en concreto, la reducción de estas bolsas ya alcanza el 70% en 2011. También hay que reconocer la implicación del pequeño comercio en la medida, que ha promovido alternativas como bolsas de tela.

Una vez más se está demostrando que la unión entre acuerdos entre instituciones públicas y empresas, sumados a la participación ciudadana, logra un futuro esperanzador para el medio ambiente. Ojalá Cataluña consiga superar estos buenos resultados en la eliminación definitiva de las bolsas contaminantes.