Las cabras son inteligentes y tienen una excelente memoria a largo plazo
Nunca subestimes a una cabra, sobre todo si juegas con ella al Memory y apostáis un buen puñado de hierba fresca. Bien lo saben los investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres, descubridores de cuan larga es la memoria de las cabras domésticas.

No, no es broma. Se puede definir como un hecho científico que las cabras domésticas tienen más memoria de lo que se pensaba. Según el estudio, estos mamíferos resuelven tareas complejas rápidamente, las recuerdan largo de tiempo y prefieren aprender por sí mismas.

En el experimento lograron completar la tarea a pesar de haber pasado diez meses, lo que indica una memoria a largo plazo excelente a juicio de los científicos que realizaron trabajo. Una reacción que se interpreta como su especial habilidad para adaptarse a ambientes hostiles. En palabras de Elodie Briefer, uno de los autores del estudio:

Las cabras son herbívoros muy selectivos que a menudo se enfrentan a situaciones difíciles para acceder a la comida, particularmente cuando se encuentran en zonas montañosas o áridas. Como resultado, se han convertido en especies invasoras en muchos países.

¿Eres más ingeligente que una cabra?

El equipo inglés entrenó a una docena de cabras para que encontrasen comida que debían sacar de una caja. Básicamente, se trataba de seguir dos pasos: empujar una palanca con la boca y levantarla luego para conseguir la recompensa. Durante el entrenamiento, nueve de ellas completaron el reto y la mayoría lo hicieron al duodécimo intento.

La sorpresa llegó cuando, tanto al cabo de uno como de diez meses respondieron perfectamente a idéntico desafío. En ambas ocasiones, tardaron menos de dos minutos hacerse con la recompensa, sacando matricula de honor tanto en memoria como en rapidez.

Las cabras son inteligentes y tienen una excelente memoria a largo plazo
Casi todo en esta vida es relativo, eso vaya por delante, pero no puede negarse que tiene su gracia humanizar a las cabras haciéndolas pasar por pruebas para ver si son más o menos tontuelas o si tienen memoria de mosquito o elefante. Sería divertido, y hasta aleccionador, cambiar las tornas y preguntarnos cómo se nos darían a nosotros unas supuestas pruebas de inteligencia caprina. ¿Por ejemplo, las ganarías en memoria selectiva para saber cuál es el camino hasta las mejores hierbas o hacia las encinas que dejan caer las primeras bellotas?