Las ciudades menos contaminadas del mundo
A menudo analizamos las que son las ciudades más contaminadas del mundo, las que causan más problemas y las que suponen una amenaza en la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, en algunas ciudades se está trabajando muy bien, tanto desde los ayuntamientos como desde la conciencia ecológica de cada uno de los ciudadanos.

Existen ciudades que buscan un equilibrio en el desarrollo económico y social, todo ello sin perturbar el medio ambiente, logrando cotas de emisiones muy bajas que cumplen sobradamente con los requisitos del Protocolo de Kyoto, cada vez más alcanzable en continentes como Europa.

El ranking de ciudades menos contaminadas del mundo es el siguiente:

– Montreal, Ottawa, Vancouver, Toronto y Calgary en Canadá

Los canadienses tienen motivos más que suficientes para sacar pecho por ello. Sus ciudades son de las más limpias del planeta y eso es posible gracias al granito de arena que aporta cada ciudadano.

– Honolulu, Minneapolis, Boston, Lexington y Pittsburgh en Estados Unidos

En Estados Unidos, uno de los países que más emisiones emite a la atmósfera, también podemos encontrar excepciones. La más llamativa de todas es Boston, pues se trata de una ciudad con algo más de 700.000 habitantes.

– Oslo (Noruega), Helsinki (Finlandia) y Estocolmo (Suecia)

He agrupado estas tres ciudades nórdicas porque prácticamente llevan a cabo las mismas actuaciones. Son un ejemplo a seguir por el resto del mundo. Allí está muy arraigado el sentimiento ecológico.

– Zúrich en Suiza

Además de ser una atractiva ciudad rodeada de lujos, dispone de algún que otro hotel ecológico y su compromiso con el medio ambiente es más que evidente.

Las ciudades menos contaminadas del mundo
– Copenhague en Dinamarca

Es la ciudad europea en la que mayor es el porcentaje de personas que utilizan la bicicleta para ir a trabajar. Alrededor del 50% lo hacen, lo que hace que el aire que se respira allí sea mucho más limpio.

– Nuremberg y Friburgo en Alemania

Nuremberg es desde hace ya unos años un ejemplo a seguir en toda Europa. Algo similar a lo que sucede en Friburgo, donde podemos encontrar un barrio ecológico llamado Vauban.

– Auckland en Nueva Zelanda

Pura naturaleza es lo que se respira en esta ciudad situada en las Antípodas. Cuenta con una geografía privilegiada que es cuidada con mucho esmero. Gracias a ello, es una de las ciudades más recomendables para vivir.

– Katsuyama y Kobe en Japón

En Japón también hay ciudades que sirven de ejemplo para el resto del mundo. Pese a que allí el bullicio es considerable, son capaces de vivir de forma sostenible.

– Vitoria en España

Para representar a nuestro país Vitoria es una de las ciudades más verdes de Europa. De hecho, ha sido elegida como Capital Verde Europea en 2012, un privilegio que también buscaba Barcelona con pocas esperanzas de conseguirlo.