Las ciudades que hay junto a los lagos también pueden sufrir tsunamis devastadores, advierten los científicos
La advertencia ha venido a propósito de Suiza, un claro ejemplo de país sin costa marítima pero con varios lagos de gran tamaño, por lo que podría sufrir un tsunami de consecuencias devastadoras, nos recuerdan los científicos. Igualmente, olas gigantescas podrían afectar a ciudades que haya junto a cualquier otro gran lago del mundo.

Normalmente asociados a importantes terremotos, los tsunamis también se dan en agua dulce, aunque este tipo de fenómenos sean más desconocidos. Precisamente por ello, el riesgo real que respresentan ha sido subestimado, si bien se hace necesario tenerlo presente y no olvidarlo, sobre todo de cara a una posible prevención basada en el estudio de áreas susceptibles de padecerlos.

En Suiza encontramos una de las más vulnerables en el lago Lemán, que ya sufrió un terrible tsunami en el año 563, donde podría volver a darse otro, según un estudio publicado el domingo en la revista Nature Geoscience.

Otro tsunami en Ginebra

Por lo tanto, además de inspirarse en Indonesia (2004) o en Japón (2011), la película Lo imposible, podría haberse desarrollado con igual verosimilitud junto a un lago que se convulsionara tras un terremoto. Y no sólo en la ficción, sino en un futuro próximo, según concluye este mismo estudio, basado en lo ocurrido en el siglo VI en el citado lago suizo.

De acuerdo con una reconstitución de la ciudad de la Ginebra de entonces, una ola de ocho metros habría pasado por encima de las murallas de la ciudad. Pues bien, los investigadores creen que el suceso podría repetirse, lo que supondría una auténtica catástrofe, pues la ciudad está a poca altura con respecto al nivel del agua, lo que agravaría los efectos. Recordemos que más de un millón de personas viven en los alrededores del lago Lemán.

“Queremos demostrar que las olas de un tsunami pueden afectar potencialmente a ciudades, alrededor de este lago o de otros grandes lagos del mundo”, concluye el estudio.