Las islas Galápagos en peligro
Las islas Galápagos siempre han sido un enclave por su singular biodiversidad, pero actualmente no se sabe si declararlas una de las siete maravillas naturales del mundo, o ponerlas como patrimonio natural de la humanidad en peligro. En este paradisíaco archipiélago volcánico, costeado en las sudamericanas del Pacífico, se hayan las más exóticas especies que se puedan encontrar. Galápago es una maravilla natural en riesgo de desaparecer, con lo que se puede perder una notable población de plantas, aves y reptiles únicos en el planeta.

Las trece islas grandes, seis islas pequeñas y 107 islotes que forman el archipiélago, poseen una enorme belleza paisajista a esta región insular ecuatoriana. La flora está sufriendo la invasión agresiva de plantas afuereñas como las zarzamoras, que se han convertido en una auténtica plaga para el ecosistema. Una enorme manta de vegetación, entre las que encontramos árboles madereros, compiten por luz y agua con especies endémicas, como los cáctus o flores únicas como la flor pasión o la planta espino.

Mientras que otros animales como pinzones, tortugas gigantes o iguanas marinas y terrestres, intentan adaptarse como pueden al medio que cada vez es menos estable. La principal causa es como siempre por la mala gestión humana, políticas migratorias, turísticas y ambientales incorrectas, hacen que las Galápagos no se encuentren en su mejor momento y las diversas especies tengan que pasar por una transformación gradual en la que quizás no sobreviven.