Las ONGs ecologistas proponen superar la crisis económica con 40 medidas ambientales
Hoy, 5 de junio, se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, que este año además está de 40 aniversario. ¿Cómo festejarlo, plantando un árbol, como ha hecho Gisele Bündchen, o quizás pensando sobre lo que cada uno de nosotros puede aportar al cuidado del entorno? Ambas cosas están bien, pues este tipo de fechas buscan reclamar atención mediática sobre un problema, y lo suyo es precisamente eso, reivindicar, sensibilizar mediante gestos simbólicos hechos por gente famosa o, como han hecho las principales ONGs españolas, dirigir las quejas a las administraciones. En esta ocasión, se ha hecho público un documento con 40 medidas que habría que atacar en España para salir de la crisis ambiental y, de paso, para acabar también con la crisis económica.

El manifiesto, que recoge 40 demandas ambientales, lo firman las ONGs ecologistas Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF España, y con él celebran el evento, en concreto pidiendo un compromiso por parte del Gobierno con el medio ambiente que nos indique el camino, ayude, incluso permita salir de la crisis. Pero no sólo eso, también quieren presentar estos 40 puntos al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, antes de que vaya a la Cumbre de Río+20 que se celebra a finales de este mes en Brasil.

Básicamente, los 40 puntos se distribuyen en distintos temas o frentes a combatir. A continuación podéis leer un breve resumen de los capítulos en los que se han agrupado y un breve apunte de las principales reivindicaciones:

– Cambio climático y energía: reducir las emisiones de forma importante como forma de luchar contra el cambio climático, crear una Ley de cambio climático, así como mejorar la Ley de eficiencia energética y energías renovables, ponerle fin al comercio especulativo de créditos y cerrar las centrales nucleares.

– Transporte y movilidad: supeditar la construcción de infraestructuras a la demanda real y aprobar una Ley de movilidad sostenible, dentro de la cuál el ferrocarril sea un medio de transporte prioritario para personas y mercancías.

– Calidad del aire: marcarse la meta de que toda la población respire aire sano, no contaminado, antes de 2015.

– Residuos: incidir en el reciclaje y la reutilización de residuos, incrementando los porcentajes y calidad de este servicio, con medidas como la prohibición de las bolsas de un sólo uso antes del 2013 y con Sistemas de retorno de envases.

– Biodiversidad: Mejorar la gestión de Red Natura 2000 para maximizar sus objetivos y cumplir el Plan Estratégico de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, así como elaborar los planes sectoriales.

– Medio Marino: Respetar la Ley de costas, sin modificaciones que supongan un deterioro de las mismas, trabajar por el futuro de la pesca mediante la reforma de la Política Pesquera Común y seguir invirtiendo recursos en la Red Natura 2000 marina.

– Agua: que el precio del agua refleje con fidelidad los costes de extracción, transporte y tratamiento, cambiar la política hidrográfica con desistiendo de la construcción de grandes embalses y trasvases entre cuencas y declarar como sobreexplotados los acuíferos que lo estén, con fecha límite del 2015 para acabar de revisarlos.

– Medio rural: Secundar la apuesta europea por una agricultura más verde que promociona los productos locales y un sector agrícola sostenible, así como prohibir el cultivo de transgénicos.

– Fiscalidad ambiental: aprobar una Ley de fiscalidad ambiental que reduzca los impuestos indirectos a los productos “más verdes”, y al contrario, que penalice las actividades empresariales que atenten contra el entorno, incentivando a las empresas sostenibles.

Según los firmantes de estas propuestas, llevarlas a cabo permitirían cuidar del entorno preservando los recursos naturales, facilitando la creación de empleo. Así, se insiste en «la necesidad de tratar el medio ambiente y a las personas como los recursos más valiosos de los que disponemos, y apostar por ellos para salir de la crisis económica, ecológica y social que estamos viviendo». Recordemos que el Día Mundial del Medio Ambiente se celebra este año en torno al tema de Una Economía Verde, por lo que la orientación de las demandas viene que ni pintada.