Las pantallas de plasma contribuyen a la contaminación atmosférica
El gas utilizado para el plasma de las pantallas planas de televisión contribuye a la contaminación atmosférica y por lo tanto, aumenta el calentamiento global.

El trifluoruro de carbono (NF3) es 17.000 veces más poderoso que el dióxido de carbono (CO2).

Se calcula que en 2008 se producirán 4.000 toneladas de NF3 y que es probable que esa cantidad se duplique en 2009, ya que se calcula que actualmente la mitad de los aparatos de televisión que se fabrican en el mundo son con pantalla plana.