La feria “Construmat 2007” ha acogido esta semana la presentación de una casa bioclimática que no consume energía ni genera residuos.
Construida íntegramente a partir de materiales reciclados, la casa utiliza un sistema de calefacción solar por suelo radiante y el aire acondicionado se obtiene a través de un dispositivo de captación de aire. La instalación incluye una cubierta ajardinada que permite mejorar el microclima de la vivienda. Su interior también ha sido diseñado para respetar el medio ambiente, empleando luces alternativas, electrodomésticos ecológicos y muebles de cocina antibacterias.
La adquisición de una casa bioclimática de 150 metros cuadrados cuesta 60.000 euros. El proyecto, propiedad del arquitecto Luis de Garrido.