Las profundidades marinas no escaparán del cambio climático
A distancias abisales, el mundo es misterioso, tremendamente desconocido para el ser humano. Pero hay vida, aunque los animales suelen ser pequeños y poco frecuentes. Como es sabido, hay seres bioluminiscentes y muy pocos vertebrados a consecuencia de la alta presión del agua, si bien en aguas superiores, que no dejan de ser profundas, pululan otros peces más grandes, como los tiburones.

Ecosistemas inquietantes por su ubicación remota pero no por ello menos susceptibles de sufrir los efectos del cambio climático, advierte un nuevo estudio.

En efecto, los modelos climáticos también se ocupan de esas áreas poco o nada habitadas y predicen un impacto “asombroso” en la vida marina que habita las profundidades oceánicas. De acuerdo con el primer trabajo que logra cuantificar las pérdidas en aguas profundas de vida marina que conllevará el calentamiento del planeta.

Pérdida de vidas

Llevada a cabo por un equipo internacional (Reino Unido, Australia y Francia), la investigación concluye que muy probablemente también allí alcancen los efectos del cambio climático durante el próximo siglo.

Gracias al uso de modelos climáticos avanzados el Centro Nacional de Oceanografía del Reino Unido ha hallado que incluso los ecosistemas marinos más remotos se degradarán. Hasta tal punto será así que las criaturas que se perderán será mayor incluso que el peso de todas las personas en la Tierra.

Las profundidades marinas no escaparán del cambio climático
Si sus cálculos no yerran, el calentamiento global acabará con más del cinco por ciento de los organismos del fondo marino, un porcentaje que de dispara hasta un 38 por ciento en el Atlántico Norte durante el próximo siglo.

La merma de alimento será la causa de estas bajas, fundamentalmente la reducción que se producirá de plantas y animales que viven en aguas superficiales -faltos de comida, a su vez- pero que una vez mueren sirven de comida en el fondo de los océanos. Por lo tanto, el estudio establece una relación directa entre el cambio climático y la pérdida de la vida en el fondo del mar.