Las protectoras piden inversión en dignidad animal en lugar de fomentarse las peleas de gallos
Echar a pelear a dos gallos es una práctica que las protectoras, y cualquiera que tenga un mínimo de sentido común, considera un clarísimo caso de maltrato animal, nunca un deporte. Su entrenamiento, lógicamente, también supone un maltrato evidente. Es fácil entender, por lo tanto, que asociaciones protectoras de toda España se hayan unido en un frente común para tratar de impedir la posible instalación de un Centro de Investigación sobre el gallo de pelea en el municipio gaditano de Sanlúcar de Barrameda. Como alternativa, sugieren invertir el dinero público en la creación de un refugio municipal de animales donde se les asegure un trato digno y se evite los sacrificios.

La instalación ha sido demandada por la Federación Andaluza del Gallo Combatiente Español (Fadgce), aprovechando que Andalucía y Canarias son las únicas autonomías españolas que permiten las peleas de gallos en determinadas circunstancias.

Según explica Ecologistas en acción en un comunicado, esta excepción legislativa en la ley de Protección de los animales de Andalucía acaba siendo “un coladero no sólo para la cría indiscriminada de gallos en azoteas o en cualquier otro sitio, sino para la organización de peleas ilegales donde se cruzan apuestas y donde los animales terminan muriendo”.

El Ayuntamiento de Sanlúcar ha de valorar la petición ahora, lo que podría traducirse en ceder un local para crear el centro o financiarlo. En este ínterin, las protectoras han puesto el grito en el cielo, si bien no lo han hecho cacareando en plan abstracto sobre el buen trato que merecen todos los animales, sino con argumentos concretos de peso.

Además de apuntar que la actividad del futurible centro realizará una actividad que conlleva un riesgo de maltrato animal, se denuncian otras abominables prácticas habituales en la región andaluza, como el entrenamiento de galgos con vehículos a motor.

Refugios dignos, una necesidad

La veintena de entidades firmantes del comunicado contrario a financiar investigaciones sobre el gallo combatiente español (terrible manera de llamarlo) sugieren invertir en dignidad animal como alternativa a la pretendida cultura de las peleas de gallos.

Las protectoras piden inversión en dignidad animal en lugar de fomentarse las peleas de gallos
En concreto, los firmantes solicitan al equipo de Gobierno PSOE-CIS que se plantee crear un Centro Municipal de Recogida de Animales que sea gestionado sin sacrificios, para responder a la petición que tantos años llevan haciendo estas entidades. Verdadera cultura, y no incultura o, directamente, tortura, es lo que piden basándose en un hecho irrefutable: “Si hay que medir estos proyectos por el número de socios o personas aficionadas, es importante entonces sopesar todo el movimiento asociativo que existe en Andalucía en favor de la defensa y protección de los animales”.