Lavadoras ecológicas
Vivimos en un mundo que se agota. Debemos empezar a cuidar el medio ambiente en todos los ámbitos de nuestra vida, sobre todo en aquellos que forman parte de nuestro día a día. No somos conscientes del gasto de agua diario que supone, por ejemplo, las tareas en la cocina.

Para lavar los platos a mano gastamos 100 litros en 10 minutos, y un lavavajillas necesita entre 19 y 30 litros por ciclo. Un grifo mal cerrado que gotea malgasta entre 150 y 200 litros diarios y una lavadora puede llegar a gastar 200 litros por carga completa. Las lavadoras que más agua gastan son las de carga superior, mientras que las de carga delantera gastan entre 38 y 91 litros por 7 kilos de carga completa.

Pero tenemos opciones. No hay porque resignarse y decir que no queda más remedio y que lavar a mano aún es más dañino para el medio ambiente. De hecho en el mercado ya podemos encontrar lavadoras “ecológicas”.

¿Qué es una lavadora ecológica?

Para que una lavadora sea considerada ecológica debe cumplir una serie de pautas, tanto en su fabricación como en su funcionamiento:

1. Debe consumir como máximo 15 litros de agua por kilo de ropa en un ciclo largo (algodón) en agua caliente.
2. El ahorro energético debe ser de 0,23 KW / hora por kilo de ropa en un ciclo de lavado.
3. Es importante tener en cuenta también el material del que está hecho la lavadora, pudiéndose utilizar bioplásticos para su fabricación, que permiten reducir las emisiones de CO2 y además al ser degradables 100% su impacto ambiental es muy bajo.

Como consumidores, al comprar una lavadora nueva, o cualquier otro electrodoméstico, debemos tener en cuenta la siguiente recomendación:

Busquemos la ETIQUETA ENERGÉTICA: Nos informará de los valores de consumo de energía y agua del aparato, Así, conocemos de forma rápida la eficiencia energética del aparato. Por otro lado, también nos informará sobre la potencia sonora del aparato tanto en fase lavado como en centrifugado, evitando la contaminación acústica.

Clases de lavadoras ecológicas

Dentro de las llamadas lavadoras “ecológicas” podemos encontrarnos diferentes modelos y marcas e incluso algunas DIY (do it yourself – hazlo tú mismo).

En el mercado encontramos ya lavadoras que no necesitan agua para funcionar: LG ha desarrollado una lavadora que lava sin agua. Anteriormente ya habría sacado otros productos como el LG Styler que es un armario planchador que te permite quitar el mal olor de la ropa sin tener que lavar pero ahora han ido más allá y no solamente quitará el olor sino que además limpiará la ropa. Aún no está en el mercado pero se espera dentro de poco su lanzamiento.

Este diseño está basado en la creación de unos estudiantes de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) que crearon el modelo NIMBUS, un aparato que utiliza dióxido de carbono natural y un detergente biodegradable. El ciclo de lavado dura unos 30 minutos y el dióxido de carbono usado por la maquina se recicla una y otra vez dentro de la misma. Además cuenta con un sistema de válvulas de seguridad con parada automática en caso de que se produzca algún tipo de pérdida.

Por otro lado tenemos la lavadora de la marca Xeros que ya se encuentran a la venta en EEUU y el Reino Unido y es capaz de lavar con apenas un vaso de agua fría.

Su funcionamiento es sencillo: lleva unas bolitas de plástico que se meten en la lavadora, junto con el vaso de agua y cuando se frotan contra la ropa debido al movimiento del tambor, son capaces de limpiar la suciedad y quitar las manchas. Las bolas, que son del tamaño de los granos de arroz pueden ser usadas hasta 100 veces y la máquina lleva un dispositivo que las recoge al final de cada ciclo de lavado. Además no son tóxicas y no causan ningún tipo de alergia.

Estas lavadoras se están probando con éxito en la cadena de hoteles Hyatt, por tanto ya no estamos hablando de ningún proyecto sino de una realidad.

Lavadoras ecológicas
En el mercado español podemos encontrar lavadoras llamadas “Ecológicas”:

Por ejemplo tenemos la lavadora Samsung Ecobubble. Según un estudio de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), esta lavadora, comparada con otra de la misma marca pero de distinto modelo, no obtiene mejores resultados ni en eficacia energética ni de lavado. Por tanto, su sistema de generar espuma mediante la inyección de aire a la mezcla detergente – agua, no es la solución eficiente que se pretende.

También disponemos del modelo de la marca Hotpoint, Aqualtis, que está fabricada con plásticos reciclados obtenidos a partir de refrigeradores y lavadoras viejas, reduciendo sustancialmente las emisiones de CO2 en su fabricación. Estos modelos vienen acompañados además de un sistema de eficiencia energética A++ y buen rendimiento.

Otras marcas importantes de lavadoras como Whirlpool se ha lanzado a este mercado con el modelo Whirlpool Aqua-Steam 6769, con eficiencia energética A++ que promete un ahorro de agua de hasta el 35%.

Para aquellos especialmente mañosos y/o comprometidos quedan las lavadoras ecológicas que se pueden fabricar en casa mediante el reciclaje y la imaginación. Dos estudiantes de la Universidad de Filadelfia han construido una lavadora que puede prescindir totalmente de energía eléctrica y que funciona con un pedal. Lleva una cubeta de plástico 19 litros de agua, una estructura de tubos, un par de cordones resistentes y una cubierta de neopreno. Se empieza a pedalear y se lava la ropa. La han llamado GiraDora, un nombre tan fácil y simple como su funcionamiento.

El agua es un bien precioso, igual que la energía que gastamos, y debemos ser conscientes de que la compra de un electrodoméstico u otro, y el uso responsable del mismo, son factores decisivos en el cuidado del medio ambiente.