LG desarrolla baterías para coches eléctricos
Sin que sirva de precedente, hay que dar las gracias a la competencia del libre mercado. Ahora que parece que ¡por fin! los coches eléctricos van a suponer un beneficio económico, las grandes marcas de coches invierten en investigación, en desarrollo, en producción, en promoción. Pero no son los únicos. También los fabricantes de baterías están desarrollando nuevos productos, con más autonomía, más baratos, con un menor peso. Porque, sin baterías adecuadas, el coche eléctrico se quedaría aparcado.

Así que los fabricantes de automóviles tienen una doble batalla que ganar: a la contaminación y a las otras marcas. Es un mercado nuevo y la competencia, en estos primeros años, puede ser feroz, al tiempo que muy beneficiosa para el usuario y el medio ambiente. Los coches híbridos hace tiempo que se encuentran en el mercado a precios asequibles. Ahora se empiezan a introducir los coches completamente eléctricos. Marcas como Toyota, Lexus, Peugeot, Citroën y Renault calientan motores para el gran auge repentino del coche eléctrico, que se producirá en un futuro no muy lejano. Intuyendo esta inminente explosión de nuevas ventas, muchas otras empresas se han lanzado a la fabricación de las baterías que suministrarán la energía necesaria para mover ese tipo de automóviles. Una de ellas es LG, conocida marca de electrónica que ahora diversifica su negocio. La empresa coreana pretende ser uno de los mayores proveedores de baterías para automóviles eléctricos en los próximos años. Desde la propia empresa, calculan que el boom de los coches no contaminantes se producirá dentro de cinco o seis años.

Algunas marcas de automóviles están muy pendientes del desarrollo de las baterías de LG por si les interesara llegar a un acuerdo comercial. Toda este nuevo desarrollo empresarial de LG ha sido anunciado por Tae Kyung Lee, asistente del equipo de Relaciones Públicas para la división química de LG, denominada LG Chem, y que ya fabrica piezas de automóviles para marcas como Chevrolet, además de componentes para placas solares. Además de para coches, LG quiere fabricar baterías para industrias más pesadas.