Liberan a 178 perros utilizados en experimentos
Para unos es un delito, mientras otros consideran el hecho una excelente noticia, una gran hazaña que ha salvado la vida a casi dos centenares de animales utilizados en experimentos. Ocurrió Sao Paulo, Brasil, donde un total de 178 perros beagles fueron liberados del Instituto Royal en un rescate antológico que contó con la participaron de 80 activistas.

Mientras medio millar de personas cerraban la carretera de acceso al Instituto Royal, altercados policiales incluidos, 80 activistas del frente Antivivisección entraron en el centro para rescatar a los canes al tiempo que robaron material de investigación.

La respuesta de los responsables del centro no se ha hecho esperar. No sólo han denunciado a los activistas por robo, sino que han advertido que esos perros morirán pues estaban siendo sometidos a distintos experimentos para los que, según apuntan, disponen de licencias legales que harán valer en los tribunales.

Denuncia por malos tratos

Si bien la ley está de su parte, las redes sociales hacen justo lo contrario. El impacto mediático del suceso ha encendido el ciberespacio con comentarios a favor de los activistas y en general al derecho de los beagles (la raza de perros más utilizada en experimentación), en particular, y de los animales en general a una vida digna.

Liberan a 178 perros utilizados en experimentos
Por su parte, los activistas no sólo no temen a la denuncia, sino que contraatacan con una denuncia por malos tratos a los beagles. Recordemos que los defensores de los animales consideran la experimentación con animales una tortura sin justificación que obedece a intereses económicos. Entre otras técnicas (torturas), se suele proceder a la disección de un animal vivo (vivisección), con o sin anestesia o, por ejemplo, puede suponer la inyección de virus u otras sustancias para la realización pruebas médicas o cosméticas.