Lista de Greenpeace de las empresas IT más ecológicas
Las grandes compañías de tecnología luchan por ser la más respetuosa con el medio ambiente. Apoyan las energías renovables o buscan el lugar más idóneo para ubicar sus servidores de información. La organización ambientalista Greenpeace analiza el comportamiento de estas compañías y elabora una lista con las compañías tecnológicas más ecológicas. Parece que Google está tomando la delantera en este aspecto.

Google está muy por delante del resto de empresas en cuanto a soluciones para frenar el cambio climático y la buena gestión de la energía. En primer lugar, porque publica su huella energética, un primer paso para tratar de reducirla. Por otra parte, ha elaborado un ambicioso plan de mitigación para lograr la reducción de emisiones que está increíblemente detallado. Además, Google no calla ante los gobiernos, instando tanto a Estados Unidos como a la Unión Europea, a que recorten sus emisiones contaminantes.

Sin embargo, en general, las empresas de tecnología están disminuyendo las acciones que mejoran el medio ambiente, en especial, el urgente recorte en las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Pocas son las acciones reales.

Greenpeace denuncia que la mayoría de estas empresas no cuenta con un plan serio y detallado para mitigar su huella ecológica. Además, es necesario desarrollar proyectos que ayuden a que, en un futuro próximo, los centros de datos se alimenten con energía renovable. Para ello, es esencial que las empresas sean más transparentes en sus planes.

La huella ecológica del sector está creciendo porque la propia industria tecnológica crece. Así que es esencial llevar a cabo políticas de desarrollo de energías renovables, especialmente en los nuevos mercados, como la India. Es una visión a medio plazo, pero indispensable para mitigar el cambio climático.

Según el informe Smart 2020, elaborado hace casi cuatro años, se prevé que el consumo de energía a causa del uso de internet se triplicará para el año 2020. Por tanto, las soluciones para reducir el impacto climático tienen que ponerse en práctica ya.