Lo que se arroja por el inodoro acaba en las playas
La cantidad de compresas, pañales, algodón, condones y muchos otros desechos ha aumentado un 40% durante el último año en las playas del Reino Unido. Como en otros países, para mucha gente, el mar no es un lugar de recreo y diversión, sino un vertedero. Mientras, algunos voluntarios limpian las playas y preservan el medio ambiente de Inglaterra, Gales, Irlanda del Norte, Escocia y las islas del Canal de la Mancha. La basura recolectada en las costas sigue aumentado. Y las islas de plástico en los océanos también

Durante esta última campaña de recogida, se llenaron más de tres mil bolsas de basura. Se han limpiado 376 playas. Entre los objetos retirados de las playas había pedazos de plástico, cordones, tapones, bolsas de comida como patatas, golosinas o helados, cables… la lista es interminable. Algunos de los objetos encontrados hacen sospechar que la gente arroja por el inodoro cosas que no debiera y que acaban en los ríos, en el mar y en las playas y costas. La costumbre de tirar todo por la taza del baño no ha sido erradicada.

Se ha calculado que un 40% de los desechos recogidos en las playas del Reino Unido provienen de las aguas residuales, es decir, que fueron arrojados a los inodoros. Esto, no sólo supone un grave problema medioambiental, sino que puede atascar las cañerías. Además, las redes de alcantarillado y las plantas de tratamiento de aguas residuales no están diseñadas para eliminar este tipo de desechos.

Robert Keirle, responsable de la campaña de limpieza de playas, lo ha dicho bien claro. Seguro que la gente no quiere que sus niños jueguen en la arena de la playa con objetos que han sido arrojados al inodoro. En el noreste de Inglaterra, la cantidad de residuos provenientes de los cuartos de baños que se han recogido de las playas ha aumentado un 230%, mientras que en Gales se han incrementado en un 110%. En el noroeste de Inglaterra y en Irlanda del Norte la cantidad de estos desechos disminuyó.