Lobos matan a su cuidadora en un zoo sueco que permite el contacto del público con los animales salvajes
Todavía se desconoce qué pudo incitar a los lobos a matar a su cuidadora, una joven de 30 años que resultó mortalmente herida tras sufrir un ataque en el zoológico Kolmarden en Suecia.

Se da la circunstancia de que la cuidadora estuvo trabajando durante muchos años en este parque de vida natural, el más popular del país nórdico. Es más, había cuidado a los lobos desde que nacieron y el fatídico día se disponía a hacer una simple visita de rutina a los animales.

El misterio que rodea el suceso se debe, sobre todo, a que la mujer se encontraba sola en el momento del ataque, algo que, sinceramente, no me parece ni medio normal. Las alarmas se dispararon cuando sus compañeros vieron que no respondía a sus llamadas telefónicas. Entonces pensaron que algo grave sucedía, pero ya era demasiado tarde y, al llegar, ya estaba sin vida.

El zoo es el parque natural más grande en la región escandinava y el más visitado de toda Suecia. Su principal reclamo consiste en permitir al público el contacto de los animales salvajes. Pese a ello, o quizás precisamente por ello, el equipo de cuidadores ha quedado tremendamente impactado por lo ocurrido. Actualmente, se está llevando a cabo una investigación para dilucidar qué pudo provocar el ataque, si bien el zoológico ha dicho que está revisando sus procedimientos para mejorar la seguridad.

Cambiando las tornas, hace un par de años el zoo sueco Skaanes Dujrpark propició un escalofriante suceso cuando decidió sacrificar a una manada entera tras escapar algunos de la jaula. ¿Que por qué lo hicieron? La polémica decisión respondía al temor de que tarde o temprano escapara la manada al completo, con el pretendido agravante de que uno de los fugados era una hembra alfa. En esta ocasión, todos los lobos, incluyendo los que escaparon, acabaron siendo abatidos por sus propios cuidadores.