La productora Warner Brothers recuperará a Bugs Bunny, al pato Lucas y al resto de los “Looney Tunes” para salvar al “demonio de Tasmania“, el marsupial australiano cuya población se ha reducido a la mitad a causa de la expansión de un tumor mortal cancerígeno.
Se supo que copn ese fin, la compañía lanzará en Australia 31 DVD de los “Looney Tunes”, incluidos once nuevos títulos, y que parte de las ventas estarán destinadas a la campaña emprendida en la isla de Tasmania para asegurar el futuro del que es su símbolo.
Los fondos recaudados por “Looney Tunes to the Rescue” (Looney Tunes al Rescate), tal es el nombre de la campaña, serán administrados por la Universidad de Tasmania.
Los DVDs, se lanzarán a la venta el 4 de julio en centros comerciales de toda Australia, ofrecerán además de los capítulos de los dibujos animados, información sobre el tumor facial que desde finales de la década de 1990 afecta al Sarcophilus laniarius, más conocido como demonio o diablo de Tasmania. Es que, desde esa época el número del más grande marsupial carnívoro ha disminuido de forma alarmante.