Los alcornocales en peligro
Desde hace años, el sector corchero pasa por dificultades económicas. Pero ahora, con la crisis, este sector, del que depende la pervivencia de los alcornocales, corre verdadero peligro. Cuando casi se ha completado la campaña de descorche, se calcula que entre el 30 y el 50% de la saca prevista para este año puede quedarse en el árbol debido a la falta de liquidez de las empresas del corcho. La competencia (en precio) del tapón sintético tiene buena parte de culpa. “La salida del 80% del corcho era para tapón, pero en los últimos años la industria del vino ha introducido tapones de plástico para reducir costes”, asegura Javier Benítez, presidente de Isocor, la patronal de la industria corchera del suroeste de España, y responsable del sector en COAG-Andalucía.

Los precios se han derrumbado y sólo se encuentra comprador para la producción de corcho de altísima calidad. “Estamos en una situación catastrófica. El corcho de más calidad se paga un 35% más barato y los de tipo medio o inferior ni siquiera están teniendo salida”, agrega Javier Benítez. Hay que añadir que la calidad ha empeorado mucho en los últimos años “porque el monte no se cuida lo suficiente”. Jesús Caseras, presidente de la Fundación del Alcornoque y el Corcho (Falcor), un organismo dependiente de la Junta de Andalucía, comenta que “la falta de arbolado joven y el abandono de las prácticas naturales ha empeorado la calidad”.

La industria del corcho genera, por poner un ejemplo, más de 15.000 empleos directos en Andalucía, principalmente en las provincias de Cádiz, Huelva, Málaga, Sevilla y Córdoba. “De pagar 90 o 100 euros el quintal, se ha pasado a unos 60 euros como mucho, y hay algunos propietarios de finca a los que ni siquiera les han preguntado si tenían corcho”. En Portugal, mayor productor de corcho del mundo, se va a ayudar a esta industria con 160 millones de euros. El sector del corcho español pide un trato parecido para preservar el corcho… y las dehesas de alcornoques.

En Cádiz, como ya ocurriera en campañas anteriores, la merma de rentabilidad del sector es así mismo palpable. El corcho natural del alcornoque cada vez se compra menos. Las bodegas que lo utilizan como tapones de botella han encontrado alternativas de menor calidad pero más baratas. Esta provincia contará con el único centro de calidad del corcho de toda Andalucía y segundo de España, que se ubicará en Alcalá, en el Parque Natural de Los Alcornocales, una de las zonas de mayor producción corchera de la península. En centro contendrá la exposición de las calas de corcho obtenidas en los muestreos de campo, una vez analizada su calidad. Su consulta estará disponible para investigadores, miembros del sector y estudiosos. Se constituirá, así mismo, un centro de formación para universidades y formación profesional.