Los alimentos ecológicos tienen más nutrientes
El cuidado del medio ambiente debería ser razón suficiente para consumir alimentos ecológicos, pero hay más razones. Se ha comprobado que los alimentos ecológicos y las variedades tradicionales tienen más nutrientes que los convencionales y, por tanto, alimentan mejor.

Se han realizado diversos estudios sobre diferentes alimentos y variedades y los resultados se han dado a conocer en las VIII Jornadas Técnicas de Semillas y Recursos Genéticos en la Agricultura Ecológica, que están especialmente dedicadas al tomate y a la calidad de las variedades locales.

Este tipo de alimentos tienen mayor contenido en nutrientes y antioxidantes que los procedentes de la agricultura convencional, según los estudios científicos llevados a cabo por el equipo de la doctora Raigón de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV). Se han analizado diversos alimentos como pimientos, tomates, naranjas, cebollas, berenjenas, lechugas, aceite de oliva, etc.

Los resultados no hacen más que confirmar los resultados obtenidos por otros equipos de investigación en distintos países como Estados Unidos, Inglaterra o Suiza. Así, consumir alimentos procedentes de cultivo ecológico y de variedades tradicionales se convierte casi en una necesidad, no sólo porque es una forma de proteger la biodiversidad agrícola, sino porque, además, aportan más nutrientes y son más saludables, ya que cuentan con componentes nutricionales benignos, como vitaminas, antioxidantes o ácidos grasos poliinsaturados como omega-3 y CLA. ¿Por qué comprar una leche a la que han añadido omega-3 cuando lo tenemos en los alimentos frescos y sanos?

El valor en nutrientes de los alimentos depende de diferentes factores, entre otros, las técnicas de producción y el potencial genético de la verdura o la carne. También afectan otros factores del proceso de producción como el tipo de fertilización, los fitosanitarios, el agua de riego, la alimentación del ganado, el bienestar animal, la profilaxis, etc. Cuanto más sano sea el medio ambiente donde se cultiven o se críen los alimentos que consumamos, más sanos estaremos nosotros mismos.