Los aviones híbridos, cada vez más cerca
Las baterías de ion litio se usan en dispositivos móviles como el teléfono móvil, tabletas o cámaras fotográficas, pero también en coches e incluso en aviones. En estos últimos, sin embargo, no acaban de servir para impulsar aviones comerciales, si bien podrían hacerlo en un futuro cercano.

La mejor calidad de las mismas (más capacidad energética y ligereza) ha hecho albergar esperanzas sobre una continua mejora de su tecnología que convierta en una alternativa viable tanto los aviones híbridos como los eléctricos. Recientemente, además, se ha dado un paso importante haciendo posible la recarga de las baterías en pleno vuelo.

A día de hoy, si sustituyéramos por baterías todos los motores y el combustible de un avión de pasajeros moderno, podríamos hacer un vuelo de apenas diez minutos. El problema es la falta de capacidad de las baterías, por lo que cuando tengan más capacidad será posible aumentar el tiempo de vuelo, habida cuenta de la posibilidad de recargar la batería en vuelo.

Como un coche híbrido

A la espera de esa mejora o, por qué no, de otra innovación que mejore su tecnología, científicos de Cambridge han logrado crear un prototipo de avión con un motor híbrido que tiene un funcionamiento similar al motor de un coche híbrido.

Con esta propuesta se reduce un 30 por ciento el consumo de combustible y, por lo tanto, también su huella de carbono, un importante avance hacia los vuelos verdes. No en vano, sólo los aviones comerciales generan el 2 por ciento de las emisiones de carbono totales.

El avión experimental utilizado en los vuelos de prueba, llevados a cabo el Aeródromo Sywell, cerca de Northampton (Reino Unido), es de un sólo asiento y su motor híbrido fue diseñado y construido en el Departamento de Ingeniería de Cambridge con el apoyo financiero de Boeing.

Los aviones híbridos, cada vez más cerca
El avión utiliza un motor de 4 tiempos y un motor que también hace la función de generador eléctrico. Durante el despegue y el ascenso, cuando se requiere la máxima potencia ambos motores alimentan el avión, pero una vez que se alcanza la altura de crucero, el eléctrico se puede cambiar al modo de generador para recargar las baterías o, si se prefiere, utilizar en modo motor ayudar para que el consumo sea más eficiente.

La aviación híbrida, una realidad

Aunque sea a pequeña escala, puede afirmarse que la aviación híbrida es viable. El primer avión híbrido capaz de recargar las baterías en pleno vuelo ha sido capaz de despegar, avanzando hacia los vuelos verdes, cada vez menos dependientes de los combustibles fósiles.

Los aviones híbridos, cada vez más cerca
Las pruebas se han realizado para mejorar el rendimiento y, al mismo tiempo, como demostración de los avances que está logrando el sector, dentro de los compromisos mundiales de la industria aeroespacial a nivel mundial, que se han propuesto una reducción neta de emisiones de CO2 del 50 por ciento en 2050, con respecto a los niveles de 2005.

Solar Impulse

El avión suizo Solar Impulse ha recorrido miles de kilómetros sin usar ni una sóla gota de combustible. Lleva años haciéndolo con el fin de demostrar las posibilidades que tienen las energías limpias de lograr que los vuelos sean verdes.

Los aviones híbridos, cada vez más cerca
Sus creadores, Bertrand Piccard y André Borchberg, están convencidos de que el futuro de la aeronáutica pasa por aprovechar las energías renovables como alternativa al combustible tradicional. Sin embargo, también son conscientes de la importancia que tiene la concienciación social para que esa potencialidad acabe siendo un “futuro real”. Y no sólo en la aviación sino en otros muchos sectores.

Quizá el paso intermedio de la aviación comercial sean los aviones híbridos. Una vez se despegue, podrán hacerse algunas escalas previas, como el avión híbrido o también totalmente eléctrico, pero el objetivo final siempre será dar respuesta a los grandes retos, y las energías renovables puede jugar un gran papel a la hora de permitir un vuelo más verde.