Los bosques del sur de Europa se mueven hacia el norte
Según el científico Csaba Mátyás, de la Facultad de Ingeniería Forestal de la Universidad de Hungría Occidental, las masas forestales de la Europa meridional se desplazan hacia el norte una media de cinco kilómetros por año. La causa de este comportamiento es el cambio climático y tiene relación con otros fenómenos ya estudiados como el aumento de las sequías. En España, regiones mediterráneas como Cataluña y Andalucía, y otras como Extremadura, ya están sufriendo el fenómeno. En cualquier caso, este comportamiento se producirá, según palabras del Mátyás, en “todo el hemisferio norte”. Ya alertó de este peligro en un artículo publicado en la prestigiosa revista Nature.

Este estudio puede suscitar cierta polémica. En primer lugar, el científico húngaro se posiciona contra las talas selectivas que defienden algunos ecologistas, ya que las masas de árboles compactas aguantan mejor los rigores climáticos, especialmente el cambio de temperatura. Y, en segundo lugar, defiende la plantación de especies más resistentes a la sequía aunque sean alóctonas, es decir, traídas de otros hábitats.

Por el contrario, Gábor Figeczky, de la organización ecologista World Wildlife Fund (WWF), aboga por permitir que los bosques se desarrollen de forma natural para que, de este modo, evolucionen y se conviertan en más resistentes al cambio climático. Además, también considera importante controlar la población de animales herbívoros (multiplicados por la mano del hombre para destinarlos a la caza), que pueden suponer un problema para la regeneración de los bosques si no hay suficientes depredadores que controlen su aumento.