Los bosques europeos se encuentran en peligro
WWF Adena, Ecologistas en Acción, Seo-BirdLife y Greenpeace alertan sobre el peligro que corren los bosques europeos. Esta alerta se ha llevado a cabo en el marco de la Conferencia sobre Protección de Bosques, organizada por la Presidencia Española de la Unión Europea en la localidad de Valsaín (Segovia), y celebrada los días 6 y 7 abril.

En la conferencia participaron responsables políticos de la mayoría de los países de la Unión Europea, así como expertos medioambientales y miembros de organizaciones ecologistas. Los temas tratados se centraban en los problemas de los bosques europeos: amenazas que sufren, el impacto de los incendios forestales sobre el cambio climático…

Según fuentes ecologistas, el problema de los incendios forestales en los países del sur de Europa es como un pez que se muerde la cola: los incendios contribuyen al calentamiento global, a la vez que el aumento de las temperaturas favorece los incendios. Deberían llevarse a cabo serios planes de prevención, entre los cuales destacaría la limpieza de los bosques. Las zonas boscosas europeas, en especial las mediterráneas, cuentan con gran cantidad de maleza seca que constituye un grave factor para el riesgo de incendios. Se impone la limpieza exhaustiva de los bosques. Una de las formas que se han sugerido en otras conferencias es la introducción de ganado ovino o caprino en los bosques, con lo cual tendríamos más riqueza ganadera, creación de puestos de trabajo y bosques más limpios, puesto que la maleza constituye parte de la alimentación de estos animales.

Otro de los problemas que sufren los bosques europeos es la pérdida de biodiversidad. Ello se debe a diversas causas como la tala descontrolada, la apertura de demasiadas pistas forestales o el turismo de montaña masivo. Pero el problema fundamental es que nuestra visión occidental ve a los bosques como plantaciones, susceptibles de ofrecer beneficios económicos: madera, corcho, resina… y no como el hogar de especies vegetales y animales.