Los bosques pueden contaminar
La naturaleza de los bosques le permite absorber dióxido de carbono de la atmosfera y así reducir la contaminación ambiental, por eso de la importancia de la vegetación y de la conservación los espacios boscosos. Sin embargo, debido al estrés ambiental pueden pasar de absorber a emitir CO2.

Los expertos aseguran que mientras los bosques se considera que reducen el calentamiento mundial, es posible que en los próximos años sean los principales emisores de carbono y que contribuyan a acelerar los efectos del cambio climático.

Actualmente, la deforestación es la causante del 20% de los gases de efecto invernadero y de momento los bosques absorben más carbono del que emiten, aunque quizá no por mucho tiempo. Puede que cuando la tierra se caliente 2,5ºC los ecosistemas forestales no puedan seguir ayudando al medio ambiente.