Los cachalotes para reducir el calentamiento global
Recientes estudios científicos han demostrado que los cachalotes poseen sorprendentes secretos sobre su aporte para combatir el cambio climático, puesto que introducen hierro en las capas superiores del océano, ayudando a reducir el calentamiento global.

Estas cantidades de hierro son liberadas por los cachalotes después de nadar durante largos periodos de tiempo en las profundidades marinas, lo que favorece el crecimiento de algas microscópicas o fitoplancton, las cuales al realizar fotosíntesis absorben grandes cantidades de carbono.

Se estima que los cachalotes podrían estar contribuyendo a capturar más de 5 millones de toneladas métricas de carbono de la atmósfera cada año. Estas especies de ballena se alimentan de calamares que cazan cuando bucean a profundidades superiores a 1.000 metros. En esta zona marina se acumulan una gran cantidad de nutrientes, entre los que el hierro realizado mejora el funcionamiento de este delicado ecosistema.

Cada cachalote transporta unos 10 gramos de hierro diarios desde las profundidades, los cuales son liberados en la superficie marina.